Por Tom Watkins, CNN

(CNN) - Inyectados con nuevas esperanzas y urgencia tras el hallazgo el martes de más señales que parecen ser de las llamadas cajas negras del vuelo 370 de Malaysia Airlines, el miércoles los investigadores empezaron a considerar los nuevos desafíos que podrían surgir si eso resulta cierto.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Una serie de nuevas preguntas espera:  

¿Qué tan seguros están los expertos que las señales detectadas son, de hecho, de los "pingers" (emisores de ultrasonidos)?

Casi seguros, pero no completamente seguros.

Una de las dos señales detectadas el martes estaba a 33.331 kHz y fue pulsada a un intervalo de 1.106 segundos, de acuerdo al comandante en jefe retirado, Angus Houston, quien citó un análisis de los datos realizado por expertos en el Centro Conjunto de Análisis Acústico de Australia.

Eso se encuentra cerca de la frecuencia estándar de 37,5 kHz utilizada por los registradores; la diferencia no es sorprendente, tomando en cuenta las variaciones de cómo el sonido viaja bajo el agua. "Ellos creen que las señales son compatibles con la especificación y descripción de un registrador de datos de vuelo", dijo.

Agregando a la confianza de los expertos está el hecho que las señales se detectaron a lo largo de la trayectoria de vuelo estimada del avión desaparecido, que se calculó con base en su orientación y capacidad de combustible.

El sábado se detectaron otras dos señales cercanas.

Así es como varios expertos caracterizaron su confianza en las emisiones:

- "Lo que estamos recogiendo es una gran ventaja", dijo Houston. "Ahora me siento optimista en relación a que vamos a encontrar la aeronave, o lo que queda de la aeronave, en un futuro no muy lejano". Sin embargo, agregó, "Tenemos que identificar visualmente restos de la aeronave antes que podamos confirmar con certeza que este es el lugar definitivo donde yace el MH370".

–"Creo que su optimismo se justifica", le dijo a CNN María Schiavo, ex inspector general del Departamento de Transporte de los Estados Unidos. "Ahora, es solo cuestión de tiempo y de trabajo, y de reducir la lista".

- "Creemos que estas son las cajas", dijo Chris Portale, director de Dukane Seacom, el fabricante de la baliza.

¿Desde qué distancia se pueden detectar los "pingers"?

Su cobertura de 2 millas náuticas (3.7 kilómetros) es menor que la profundidad de las aguas en las que se cree que están, lo que hace que el descubrimiento de las señales sean aún más impresionantes.

¿Cuánto tiempo van a seguir las señales que emiten?

Están certificadas para seguir funcionando durante 30 días, aunque "nuestras pruebas han indicado que deben seguir por 35 días", dijo Portale.

Angus, sin embargo, señaló el miércoles que las señales detectadas parecen estar debilitándose.

¿Qué sucede una vez que se encuentran los "pingers"?

Los investigadores usarían un vehículo autónomo submarino para viajar al fondo del océano para llegar a ellos, según Houston les indicó el miércoles a los periodistas en Perth, 33 días después que el avión desapareció cuando volaba desde Kuala Lumpur, Malasia, en Pekín.

¿Qué tan profundo es ese tramo de océano?

Está a 2,8 millas (4,5 kilómetros) del fondo de la sección remota del Océano Índico, 1.400 millas (2.260 kilómetros) al noroeste de Perth, donde se asume que se encuentran las piezas de la aeronave, dijo Houston.

¿Qué otras complicaciones podrían estar escondidas allí?

Sedimento. Mucho sedimento. "A veces el sedimento puede tener decenas de metros de espesor", dijo Houston, refiriéndose al área de búsqueda. "Es un ambiente muy difícil".

Y podría haber más complicaciones. "Es muy posible que haya corrientes allí abajo, lo que podría haber movido los restos del avión", dijo el comodoro Peter Leavy, quien está coordinando el apoyo militar a la búsqueda. "Se ha dicho que sabemos más de la superficie de la luna que del fondo del mar de nuestro propio océano. Creo que eso probablemente es cierto".

¿Por qué no traen más equipos para acelerar este asunto?

Porque el ruido innecesario complicaría la búsqueda de señales de audio. Incluso el Ocean Shield está minimizando todos sus sistemas, usando solo el equipo necesario, según Houston. "   Todo lo demás está apagado".

¿Qué hay del barco Chino Haixun 01 que reportó el sábado que había detectado un pulso a más de 300 millas (483 kilómetros) al sur?

Desde entonces, no ha habido más detecciones en el área, dijo Houston. Aún así, agregó, "seguimos buscando donde está el Haixun 01".

¿Qué sigue?

El "Ocean Shield" y su localizador de "pinger" remolcado planea continuar la búsqueda, siempre y cuando exista la posibilidad de que las baterías todavía están alimentando a los dispositivos. "Como decimos en Australia, tenemos que aprovechar la oportunidad", dijo Houston. "Al obtener más datos, vamos a poder comprimir esta zona en un área mucho más pequeña donde hacemos la búsqueda más difícil y más desafiante con el vehículo submarino autónomo.

¿Y cuando las baterías ya estén completamente muertas?

Los buscadores enviarán un vehículo autónomo submarino Bluefin-21 con un sónar más preciso y cámara para trazar los mapas del océano, dijo Leavy.

Bueno, digamos que obtienen una buena indicación de los "pingers". ¿Cuánto tiempo toma sacarlos?

Los dispositivos serán transferidos a aguas frescas, luego secados antes que los datos que contengan sean extraídos, dijo Schiavo. "Luego, descubrirán en el FDR con qué están tratando y cuánto de los restos del avión tienen que obtener para solucionar el misterio".

Pero no te hagas ilusiones. Houston señaló que, cuando el vuelo 447 de Air France se hundió en el Océano Atlántico Sur en el 2009, matando a las 228 personas a bordo, los investigadores tardaron casi dos años para determinar la ubicación de los restos.

Y el trabajo agotador aún no se había terminado. "Ellos pensaron que tenían una buena indicación y a los vehículos submarinos les llevó 20 días llegar a los restos", dijo Houston.

Pero los esfuerzos valieron la pena. Una vez que eso sucedió, los vehículos sumergibles recuperaron las grabadoras de voz y de datos de vuelo del avión, lo que llevó a los investigadores a la conclusión que una serie de errores del piloto y su incapacidad para reaccionar efectivamente ante problemas técnicos, habían provocado el accidente.