Por Ralph Ellis, KJ Kwon y Greg Botelho, CNN

(CNN) — Los pasajeros a bordo del ferry surcoreano que naufragó no pudieron abordar los botes salvavidas porque el barco ya se había inclinado mucho, dijo un miembro de la tripulación, según reveló una transcripción de la comunicación de radio divulgada el domingo.

Al menos 64 personas murieron en el hundimiento, y 238 están desaparecidas, informó la guardia costera surcoreana este lunes (hora local).

La dramática conversación que tuvo lugar mientras el ferry Sewol se hundía este miércoles fue dada a conocer por la fuerza conjunta de la misión de búsqueda.

Aquí hay un intercambio entre un miembro no identificado de la tripulación del Sewol y el servicio de tránsito de vehículos de Jindo:

Sewol: "Nuestro barco se está inclinando y puede que se hunda".

Jindo VTS: "¿Cómo están los pasajeros?…"

Sewol: "Está tan inclinado que no pueden moverse"

Poco tiempo después ocurrió otro intercambio:

Jindo VTS: "¿Están los pasajeros en posibilidad de evacuar?"

Sewol: "La nave está muy inclinada, así que es imposible".

Las transcripciones podrían ayudar a responder una de las mayores preguntas sobre el hundimiento: ¿por qué los pasajeros no salieron en los botes salvavidas?

Llamada de emergencia

La transcripción revela que alguien en el barco contactó al servicio de tráfico en Jeju —el destino del ferry— a las 8:55 a.m. y se comunicó con ellos antes de que la conversación fuera referida al Jindo, que estaba más cerca, alrededor de 11 minutos después.

“Por favor notifique a la guardia costera. Nuestro barco está en peligro. El barco está inclinándose en este momento”, dijo alguien en el ferry en el primer contacto con Jeju.

Jejeu pregunta en dónde está el ferry y la tripulación del barco responde que notificará a la guardia costera. La voz en el ferry dice que el barco está cerca de la isla Byeongpung.

El ferry aparantemente se inclinó rápidamente.

“El barco se inclinó mucho ahora. No podemos movernos. Por favor vengan rápido”, dice la persona un minuto después.

En un punto Jeju avisa a la tripulación que lleven chalecos salvavidas a las personas.

“Es difícil que la gente se mueva”, responde Sewol.

Crece la cifra de muertos

Los equipos de búsqueda llevaron a la orilla más de una docena de cuerpos la mañana de este domingo, un procedimiento solemne entre los gritos ensordecedores y llanto de los familiares de los pasajeros.

La desgarradora escena se da después de que cuatro botes de la policía llegaron uno tras otro. El primero cargaba cuatro cuerpos. El segundo bote tenía tres más. El tercero y el cuarto también llevaban tres cuerpos cada uno.

Los cuerpos fueron colocados en un estrecho muelle en Jindo, envueltos con mantas. Después de una inspección, fueron llevados a lo largo de un camino custodiado por la policía y familiares en duelo.

Algunos familiares se negaban a aceptar lo que veían.

"¡Despierta! ¡Despierta, por favor!", un hombre gritaba.

Con cientos de personas aún desaparecidas tras el hundimiento del ferry este miércoles, la escena desgarradora parece reproducirse una y otra vez.

Aunque 174 personas fueron rescadas poco tiempo después del accidente, no han sido encontrados más sobrevivientes desde entonces.

Sin embargo, 563 buzos continuarán sumergiéndose en el frío Mar Amarillo este domingo, mientras 34 aeronaves y 204 barcos apoyarán la búsqueda, informó el Ministerio de Oceános y Pesca.

Mientras esperan, se le ha pedido a familiares de los desparecidos dar muestras de ADN.

¿Dónde estaba el capitán?

No está claro donde se encontraba cuando se produjo el accidente, pero él no se estaba en la sala de dirección, según el fiscal estatal Jae-Eok Park.

Un miembro de la tripulación, que se describe como el tercero de a bordo e identificado sólo como Park, apareció esposado con Lee.

Un técnico con el apellido Cho también se enfrenta a los mismos cargos que él, dijeron las autoridades.

Lee respondió a las preguntas cuando salía de una audiencia en la corte el sábado.

La corriente era fuerte y la temperatura del agua estaba fría, y no había ningún bote de rescate", dijo a los periodistas, de acuerdo con la filial de CNN YTN. "Así que pedí a todo el mundo que permaneciera en el barco hasta que llegaran los botes de rescate".

Dijo que puso el rumbo del barco, y se fue a su camarote brevemente" para hacer algo. "Fue entonces, cuando se produjo el accidente", aseguró.

El tercer oficial, que estaba al mando de la nave cuando Lee se fue, dijo que él no hizo un giro brusco, pero "la dirección giró mucho más de lo habitual".

El capitán fue uno de los al menos 174 pasajeros y tripulantes rescatados poco después de que la Sewol comenzó a hundirse , violando una " norma reconocida internacionalmente que es que un capitán debe permanecer en el buque hasta el final", dijo el abogado de derecho marítimo Jack Hickey.

"Casi toda ley, reglamento, regulación y estándar en todo el mundo dice que sí, el capitán debe quedarse con el barco hasta que todo el personal esté segura fuera de la nave".

Más barcos, aviones

Las esperanzas de encontrar con vida se desvanecieron cuando el viernes el barco entero se sumergió en el agua. Hasta entonces, parte del casco azul y blanco de la nave seguía flotando en las gélidas aguas del Mar Amarillo.

La guardia costera dijo que los trabajadores seguían bombeando aire dentro del casco de la nave sumergida, pero no pudieron detener su descenso. El ferry se hundió 10 metros más abajo de la superficie del mar Amarillo durante la noche, según explicó la policía marítima , a CNN el sábado.

Funcionarios surcoreanos dijeron el sábado que están enviando 176 buques, 28 aviones y 652 buzos para participar en los esfuerzos de búsqueda y rescate.