Por Holly Yan, Shimon Prokupecz Mike Ahlers, CNN

(CNN Español) - El joven polizón que sobrevivió un vuelo de cinco horas escondido en el compartimento del tren de aterrizaje del avión está recuperándose en un hospital de Hawái, dijo un funcionario de salud estatal.

Una vez esté listo para ir a casa a en California, tendrá acceso a consejeros y psicólogos, dijo a KGO, afiliada de CNN, el director de la escuela secundaria Santa Clara, Gregory Shelby.

El callado joven de 15 años, quien recientemente se trasladó a la secundaria Santa Clara, ha dado de qué hablar en la escuela.

Emanuael Golla, un estudiante de último año de la secundaria Santa Clara , dijo que el muchacho era muy tímido. Le dijo a CNN que justo en las últimas semanas lo habían transferido a la escuela.

Pero él ya quería huir de casa, al parecer, para ver a su madre en Somalia.

LEE: 8 historias de polizones que sobrevivieron de milagro en el tren de aterrizaje de un avión

La familia del polizón ha estado recluida en su casa de Santa Clara, donde los vecinos dicen que se mantienen aislados después de haberse mudado unos pocos meses atrás.

El menor saltó una valla en el Aeropuerto Internacional de San José poco después de la 1 a.m.; la oscuridad de la noche protegió el escape del polizón.

Pero el adolescente, quien no ha sido identificado públicamente, no solo saltó la valla, sino que permaneció en el aeropuerto durante seis horas el domingo en la mañana sin ser descubierto, dijo un funcionario del gobierno.

El chico solo quería ver a su madre en Somalia, dijo un oficial de las fuerzas de seguridad. Pero no tenía idea de a dónde se dirigía cada avión.

Al final, se decidió por un avión de Hawaiian Airlines. Portando nada más que un peine, se subió al compartimiento del tren de aterrizaje y se sujetó con fuerza.

Cuando el avión despegó, las ruedas fueron guardadas, y el adolescente apenas se salvó de ser aplastado.

Ese fue solo el primero de varios peligros que casi le cuestan la vida al muchacho.

La temperatura pronto llegó a estar bajo cero. Los niveles de oxígeno disminuyeron. Para cuando el avión ascendió más alto que la cima del monte Everest, el polizón se desmayó.

No fue sino hasta una hora después que el Boeing 767 aterrizara en Maui que el chico salió del compartimiento del tren de aterrizaje. La idea de que haya sobrevivido el vuelo parecía increíble.

El menor ahora está bajo la custodia de trabajadores de los servicios de bienestar infantil de Hawái, dijo Kayla Rosenfeld, portavoz del Departamento de Servicios Humanos del estado.

Es muy posible que haya sufrido daños cerebrales permanentes, tales como problemas neurológicos, problemas de memoria o un coeficiente intelectual más bajo, dijo el Dr. Kenneth Stahl, cirujano de trauma en el Jackson Memorial Hospital de Miami.

El adolescente también pudo haber sufrido una congelación o una lesión en el riñón porque cuando el cuerpo se congela, partículas de los músculos entran en el torrente sanguíneo y dañan los riñones, dijo el médico.

Mayra Cuevas y Dan Simon de CNN contribuyeron con este reportaje.