Por Devon M. Sayers y Eliott C. McLaughlin, CNN

(CNN) — El gobernador de Georgia, Nathan Deal, firmó este miércoles un proyecto de ley sobre armas de gran alcance, y que tiene a los críticos molestos, mientras los proponentes se muestran complacidos.

El proyecto de Ley 60 —que los opositores han apodado como "la iniciativa de armas en todos lados"— detalla dónde pueden llevar armas los residentes de Georgia.

Se incluyen disposiciones que permiten a residentes tener armas en algunos bares, iglesias, zonas escolares, edificios gubernamentales y ciertas partes de los aeropuertos.

Entrará en vigor el 1 de julio.

La agrupación Estadounidenses para Soluciones Responsables se ha opuesto al proyecto de ley, al considerarlo extremista.

El proyecto de ley, que navegó con facilidad en la legislatura estatal  —con una votación de 112 a 58 en la Cámara y un recuento 37-18 en el Senado—  también obtuvo el apoyo del senador estatal demócrata Jason Carter.

Al hablar de "un gran día para reafirmar nuestras libertades", el gobernador Deal dijo que la ley permite a los residentes proteger sus familias y amplía la lista de lugares en los que legalmente pueden llevar armas de fuego, además de permitir a los propietarios de sitios como iglesias y bares establecer si quieren que los fieles y los clientes lleven armas.

"La Segunda Enmienda nunca debe ser un pensamiento tardío. Debería estar a la vanguardia de nuestras mentes", dijo.

El gobernador dijo que la ley protegerá los derechos constitucionales de los ciudadanos de Georgia que han pasado por una verificación de antecedentes para obtener legalmente una licencia de armas.

"Alrededor de 500,000 ciudadanos de Georgia tienen permiso de este tipo, que es aproximadamente el 5% de nuestra población. Los titulares de licencias han pasado los controles de antecedentes y se encuentran en buena posición con la ley. Esta ley otorga protecciones añadidas a los que han seguido las reglas”, agregó.