(CNN) - Una parte de la cárcel del condado de Escambia, Florida, se derrumbó después de una aparente explosión de gas, matando a dos reclusos e hiriendo a otras 100 personas.

La explosión ocurrió la noche del miércoles en la zona central de reservas de la cárcel de Pensacola, dijo la portavoz del condado Kathleen Castro. Alrededor de 600 presos estaban en el edificio en ese momento, dijo.

Entre 100 y 150 reclusos y los trabajadores de la cárcel resultaron heridos, agregó Castro. Dos reclusos murieron.

Un total de 155 pacientes fueron tratados en cinco hospitales cercanos, según funcionarios de esas instalaciones. Todos los pacientes sufrieron heridas que no amenazan la vida, tales como dolor de cuello y espalda, y muchos fueron atendidos y dados de alta, dijeron los funcionarios.

Los internos que no estaban heridos fueron trasladados a otras cárceles.

En la mañana de este jueves, las autoridades habían completado dos inspecciones del edificio. Una operación de búsqueda y rescate estaba en curso.

Al parecer, el techo y parte de una pared colapsaron, dijo Castro.

El edificio estaba "muy dañado” por las inundaciones causadas por la férrea lluvia que cayó esta semana, dijo.

Era demasiado pronto para decir si la explosión estaba relacionada con las inundaciones, dijo.