Dani Alves, un ganador en la lucha contra el racismo en el deporte

Por Tom Sweetman

(CNN) — Dos plátanos arrojados a una cancha de fútbol, separados por 26 años. Uno arrojado a John Barnes en 1988 en un partido de fútbol inglés y el otro a Dani Alves en 2014 durante un partido de la liga española.

Arrojar fruta a jugadores para provocarlos racialmente en su lugar de trabajo. Barnes lo pateó durante el derby de Merseyside entre el Liverpool y el Everton, la estrella del Barcelona, Alves, lo levantó y se lo comió en el partido de este domingo contra el Villareal.

¿Muestra cuán inefectiva ha sido la lucha actual del deporte contra el racismo o, como un exjugador afirma, la actuación rápida del brasileño demuestra cuán lejos ha llegado el fútbol en 26 años?

"En la década de 1980, los jugadores no tomaban una postura”, dijo a CNN, Garth Crooks, exjugador del Tottenham Hotspur y actual síndico del grupo de campaña antirracismo Kick It Out. “Ahora lo hacen”.

"Barnes la pateó. Alves la recoge y se la come. En una muestra de desafío, es su forma de decir cuán estúpido es esto. Esto es un plátano. Es todo lo que significa. Te comes estas cosas.

"Hay un mensaje real ahí para los idiotas, si es que pueden verlo. Para los inteligentes y educados, creerán que no debemos tener que soportar este tipo de comportamiento en nuestro club de fútbol. No hay lugar para esto”.

El lateral del Barcelona, Alves, quien publicó un clip del incidente en Instagram, no es el primer jugador en ignorar las burlas.

Kevin-Prince Boateng salió de la cancha en 2013 después de ser abusado racialmente por aficionados de la oposición durante un partido del AC Milan en Italia, mientras que otros jugadores como Yaya Toure del Manchester City, Samuel Eto’o del Chelsea y Mario Balotelli del AC Milan han tomado sus propias posturas en contra del abuso racista.

La reacción en redes sociales

Pero fue la respuesta de Alves la que conmovió a las redes sociales, con el compañero del brasileño en el Barça, Neymar, vociferante en apoyo a su club y colega internacional.

“Están preparados para decir: '¡para!, haz algo sobre esto o me iré'”, añadió Crooks.

“Es desafiar al fútbol para hacer algo sobre un problema que ha sido difícil de tratar en el pasado.

“Centrará las mentes de los aficionados (por los jugadores que toman una postura) y los hará plantearse preguntas sobre sí mismos”.

En estos días los grupos de campaña antirracismo; como Kick It Out y Show Racism the Red Card, existen para presionar a las autoridades del fútbol cuando jugadores como Alves son abusados.

Y ha sido tanto el progreso en la lucha contra el abuso racista que, según una de las leyendas del juego, lo que le ocurrió a Alves en el estadio El Madrigal permanece como un incidente aislado.

"Creo que si mencionas eso, es ridículo, ya que tienes un caso, y en todo el mundo juegan fútbol, y tienes un caso”, dijo a CNN la leyenda de BrasilPelé.

"Esto no es nada. Tienes muchos otros problemas, muchos criminales. Pero en el fútbol, tienes a un loco que dice cosas malas”.

Algunos podrían expresar sorpresa con los comentarios de Pelé; debido a que Suárez del Liverpool y John Terry del Chelsea fueron encontrados culpables por la Asociación de Fútbol de Inglaterra de abusar racialmente de un oponente en casos recientes de alto perfil en Inglaterra.

"Creo que Pelé tiene razón en decir que es un incidente aislado, pero creo que está equivocado al hacer menos importante a ese incidente aislado de lo que es”, contestó Crooks.

"Es vergonzoso no solo para un jugador internacional, sino para un gran club español (Villareal) y para toda la Federación Española de Fútbol.

"Está en todo el mundo, hablamos sobre eso. Los grandes jugadores comen plátanos y burlándose, no solo del incidente, sino del Villareal y la federación española (la campaña de Neymar). Se burlan de ellos, es vergonzoso”.

Aunque el Villareal se apresuró a entregarle una suspensión de por vida al aficionado responsable de arrojarle el plátano a Alves, la Real Federación Española de Fútbol todavía tiene que tomar una decisión sobre el caso.

En contraste, esta semana la NBA le dio al propietario de los Clippers de Los Ángeles, Donald Sterling, una suspensión de por vida por los comentarios racistas que hizo unos días antes.

En el pasado ni el organismo mundial, la FIFA, ni el regulador de Europa, la UEFA, han mostrado una voluntad a actuar tan decisivamente en el enfrentamiento al abuso racista.

Debido a que esta no es la primera vez en la que Alves es abusado racialmente, el brasileño afirmó que el incidente de este domingo puso la atención en la sociedad española.

"Hay un racismo contra los extranjeros. Venden al país como de primer mundo pero en ciertas cosas están muy atrasados”, dijo Alves a Radio Globo de Brasil. “Si pudiera, publicaría una fotografía del aficionado en internet para que estuviera avergonzado”.

La sugerencia de Alves de que España está “atrasado” toca el meollo del problema, de acuerdo con Crooks.

“Los clubes de fútbol se quedan con la responsabilidad de educar a sus aficionados, y francamente eso debió comenzar años atrás en la escuela y en las formas de empleo de la gente”, dijo.

“Cómo se atreven los aficionados del fútbol, aunque sean aislados, a venir al lugar de empleo de alguien, ya sea el entretenimiento o no, y querer abusar de los héroes de otras personas”.

Sin embargo, para Pelé, ese abuso es solo de esperarse, debido a que algunas personas en este mundo siempre van a ser menos educadas que otras.

"Creo que debe ser así, ya que por supuesto tienes a personas diferentes en todo el mundo”, dijo. “Debes respetar a las personas que no tienen la inteligencia, o las personas que quieren confundir, o las personas que quieren crear problemas. Eso, creo, es normal”.

Sin embargo, no lo es, según el punto de vista de Crooks.

Pelé aceptó la situación [de abuso racial] como jugador, como yo lo hice. No tuvo que jugar, escogió jugar. Aceptó los términos y condiciones de su empleo”, dijo. “Pero hay jugadores hoy en día que no, y creo que eso es realmente importante que todos entendamos eso”.