3 mayo 2014
11:32 AM ET

¡Un tren desde el cielo! Viajes verticales podrían cambiar la forma en que te desplazas

Por Teo Kermeliotis, para CNN

(CNN) – Durante décadas, los rascacielos han sido icónicos símbolos de orgullo nacional o llamativos trofeos de la riqueza empresarial, al darle una nueva forma a la línea del horizonte de los principales centros urbanos del mundo. Quizás en el futuro, las superestructuras de gran altura también podrían ayudar a revolucionar la forma en que viajamos.

Ese, al menos, es el concepto extravagante detrás del Vertical Hyper-Speed Train Hub, una propuesta futurista de dos arquitectos del Reino Unido que han imaginado trenes que se movilizan de arriba a abajo a un lado de rascacielos diseñados especialmente que son casi tan altos como el edificio Empire State.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Se elevan sobre las concurridas calles de las futuras metrópolis; estos edificios gigantes están diseñados para minimizar las amplias secciones de bienes raíces que ocupan las principales terminales ferroviarias al ponerlas de lado.

La meta, según los diseñadores Christopher Christophi y Lucas Mazarrasa, es liberar espacio valioso en las ciudades con muchas construcciones del mañana, lo cual se verá en gran parte desafiado por la sobrepoblación y por un fuerte descenso en la disponibilidad de espacios públicos.

"Dentro de 60 años, será muy difícil que los gobiernos encuentren terrenos atractivos disponibles para el uso público en el corazón de las megalópolis", dice Christophi, de 27 años. "Los gobierons serán capaces de tomar ventaja de estos espacios a fin de readaptar la estructura de las ciudades a lo que la sociedad necesita", añade.

Cómo funciona  

El concepto de la estación vertical del diseñador exige de un elevado rascacielos cilíndrico, cuyo pequeño espacio de utilización permitiría que se transformara el área que lo rodea en un parque urbano. Los pasajeros que lleguen a la torre utilizarían un ascensor para dirigirse hacia arriba al interior de la plataforma y desde ahí a su vagón, el cual acomodaría a 10 personas sentadas en dos filas opuestas la una a la otra.

Pero, te podrías preguntar ahora, ¿cómo podrían los pasajeros permanecer sobre sus pies mientras el tren se traslada a altísimas velocidades por la gran fachada de la torre?

La idea principal es que en lugar de viajar en rieles normales debajo, los vagones se sostendrían por vías magnéticas ubicadas en el exterior del edificio. La proporción de cada vagón está diseñada con una forma cúbica para que pueda funcionar tanto verticalmente, cuando está atracado, y horizontalmente, mientras viaja. Tras la salida del tren, los vagones podrían girar como una "rueda de Chicago", lo que le permitiría a los pasajeros permanecer en posición vertical y disfrutar de impresionantes vistas de la ciudad.

Conectando ciudades  

La propuesta radical hizo que los diseñadores recibieran una mención honorífica en la competencia eVolo Skyscraper de este año, la cual animó a la gente de todo el mundo a proponer nuevas ideas para las estructuras verticales del futuro.

Los diseñadores dicen que las torres, que estarían coronadas con una plaza verde en la azotea, se han pensado como piezas individuales de infraestructura que podrían ser replicadas en ciudades de todo el mundo.

La esperanza es conectar una nueva red de híper velocidad con túneles subterráneos y rutas en la superficie, donde trenes súper rápidos puedan cubrir distancias de 482 kilómetros en 30 minutos. Esto, afirman, no solo ahorraría el tiempo de viaje y simplificaría la forma en que el transporte público se utiliza, sino que también ayudaría a bajar las emisiones de CO2 al reemplazar formas de transporte impulsados por combustibles fósiles.

"Nuestro diseño conceptual se basa en la utilización de tecnologías existentes y viables que actualmente se pueden ver en redes ferroviarias de alta velocidad, por ejemplo en China", dice Mazarrasa, de 29 años, añadiendo que es cuestión de tiempo antes de que podamos alcanzar las velocidades ferroviarias que su concepto requiere.

"El tren de levitación magnética actualmente viaja a 579 km/h; esta tecnología para 2075 sin duda habrá avanzado mucho respecto a lo que es hoy en día. Así, los trenes de alta velocidad probablemente serán la manera más rápida y segura de transportar bienes y personas".

Por supuesto, el proyecto tiene varias limitaciones; la propuesta aplica solo a las estaciones diseñadas para realizar viajes de ciudad en ciudad, sin mencionar las cuestiones de eficiencia respecto a cargar los trenes en terminales de alto volumen y conectar las rutas de los trenes.

Aun así, como en la mayoría de propuestas de transporte futuristas, será mejor pasar a segundo plano los detalles prácticos por ahora, para que podamos disfrutar de un emocionante viaje; eso si, siempre que no le tengas miedo a las alturas.