(CNN Español) - En la Conferencia Anual sobre las Américas que organiza el Departamento de Estado de EE.UU., el secretario de Estado John Kerry dijo estar "profundamente preocupado por el deterioro" de la situación en Venezuela.

Kerry reiteró su apoyo al proceso de diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

Al igual que la secretaria adjunta para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, insistió en que el diálogo debe lograr "más avances".

"La corrupción y la fragilidad de las instituciones disminuyen la confianza de los inversores y le niega a los ciudadanos oportunidades económicas, lo que agrava el crimen y la inseguridad, ahuyentando el capital, y dejando dudas acerca de las posibilidades", dijo Kerry. "Y producen un ambiente, como resultado, donde la innovación y el crecimiento económico simplemente no pueden prosperar. Esa es una de las muchas razones por las que Estados Unidos está profundamente preocupado por el deterioro de la situación en Venezuela".

El secretario de estado señaló que "el futuro de Venezuela lo debe decidir el pueblo de Venezuela, y la gente en las calles tienen quejas legítimas que merecen ser abordadas y los graves desafíos económicos y sociales en Venezuela sólo pueden ser resueltos tomando en cuenta a esa gente".

"Por lo tanto, apoyamos el diálogo patrocinado por UNASUR y la esperanza de que permitirá a los venezolanos unirse y asumir los desafíos que enfrentan. Pero no nos engañemos, nunca vamos a dejar de defender los derechos humanos básicos que son esenciales para cualquier democracia que funcione, incluida las libertades de expresión y reunión", concluyó.