(CNN Español) - Para este lunes estaba citado el expresidente de Colombia Álvaro Uribe ante la Fiscalía para rendir testimonio sobre su denuncia en un medio de comunicación local sobre el supuesto ingreso de 2 millones de dólares a la primera campaña presidencial de Juan Manuel Santos.

Uribe, quien es ahora senador electo, no se presentó a testificar bajo juramento y la Fiscalía decidió entonces citarlo para el martes con el fin de que entregue documentos o evidencias que sustenten sus declaraciones.

En sus declaraciones de la semana pasada, Uribe dijo que la Fiscalía debería investigar la hipótesis de que el publicista venezolano J.J. Rendón haya aportado dos millones de dólares del narcotráfico para pagar deudas de la campaña presidencial en 2010.

Rendón renunció por las revelaciones de prensa sobre unos contactos con un narcotraficante quien en declaraciones a la justicia dijo que le pagó a Rendón 12 millones de dólares por su mediación ante el gobierno colombiano para llegar a un acuerdo de sometimiento a la justicia a cambio de beneficios judiciales.

Uribe dijo que por compromisos previos no pudo cumplir la cita ante la Fiscalía y de paso leyó un comunicado.

“Suministraré información sobre el caso al procurador de la nación. Solicito al señor fiscal que considere declararse impedido lo mismo que al señor vice fiscal y que se transmite los respectivos impedimentos”, dijo.

En respuesta, Santos dijo a RCN Radio que se imaginaba que Uribe no tenia nada para mostrar y que esperaba que la Fiscalía lo investigue y lo obligue a demostrar con evidencias sus afirmaciones porque el daño que ha causado dijo es " demasiado grande".

El presidente insistió en que seguirá perseverando en la búsqueda de la paz.

Por su parte, el asesor J.J. Rendón dijo se reunió con los abogados de los narcotraficantes, no cobró por esa gestión.

Rendón agregó que la denuncia de que habría recibido 12 millones de dólares de narcotraficantes ha sido "orquestada" por el gobierno de Venezuela.

El asesor calificó de "ridículo" que lo acusen de recibir esa suma de dinero a cambio de hacer llegar al gobierno colombiano una propuesta de sometimiento a la justicia.

Según Rendón, el objetivo con esta denuncia es hacerle perder el estatus de asilado en Estados Unidos.

Rendón aseguró que está dispuesto a dar a conocer sus movimientos bancarios, inventarios o facturas a las autoridades de Colombia o de cualquier país que así lo requiera.