Por Holly Yan y Elizabeth Joseph, CNN 

(CNN) - El hombre a cargo de la búsqueda del vuelo 370 de Malaysia Airlines afirma que es una de las búsquedas más difíciles de la historia humana, pero que la tecnología moderna ha mejorado enormemente las posibilidades de encontrar el avión perdido.

Angus Houston dijo que la búsqueda de este avión es incluso más difícil que la búsqueda del vuelo 447 de Air France, el cual desapareció en el Océano Atlántico en el 2009.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

"La gran diferencia entre el AirFrance 447 y el MH370 es que la última posición conocida, en términos del MH370, es en la parte superior del estrecho de Malaca, y luego el avión continuó volando por un período largo después de eso", declaró Houston a la periodista Anna Coren de CNN, el lunes.

"Mientras que en el caso del Air France, ellos tenían una buena idea de la última posición conocida, que resultó ser muy cercana a donde finalmente se encontró el avión".

Sin embargo, dijo que los investigadores están realizando "grandes avances" con los análisis del satélite, lo que ha ayudado a reducir el área de búsqueda en el Océano Índico.

"Sin eso, nosotros estaríamos esencialmente buscando en todo el Océano Índico, y pienso que las probabilidades de encontrar la aeronave en esas circunstancias habrían sido escasas", dijo Houston. "Creo que al tener esta área de búsqueda definida... a la larga encontraremos el avión".

Houston es el coordinador a cargo de la búsqueda por parte de Joint Agency Coordination Centre, con sede en Australia. Dijo que su mayor preocupación durante la búsqueda de dos meses ha sido las familias de los pasajeros del avión.

"Tener un conjunto de circunstancias en las que no sabes que le pasó a tus seres queridos, como en este caso, es un trauma emocional terrible, terrible para todas las personas involucradas", dijo.

"Y más allá de eso, el público en general tiene gran interés en lo que pasó aquí porque todos viajamos en aviones y todos recorremos largas distancias sobre el agua, y mucha gente quiere saber qué pasó y por qué ocurrió".

Acerca de las críticas de Malasia  

Desde la desaparición del avión el 8 de marzo con 239 personas a bordo, el gobierno de Malasia ha sido criticado por su respuesta ante estos hechos y acusado de no haber sido del todo claro.

Houston dice que cree que Malasia ha sido abierta.

"'Creo que algunos de los comentarios sobre lo que han hechos los malasios, creo que no hayan sido tan justos y objetivos como debieron haber sido", dijo Houston. "La gente está buscando respuestas y no hay respuestas en este momento. Ese es el problema".

'Simplemente desapareció'  

Houston dice que comprende por qué muchas familias están frustradas por la falta de información.

"Inicialmente, el avión - bueno, por así decirlo, simplemente desapareció. Y supongo que en esta época, eso sorprendió a mucha gente", dijo.

Pero dicha desaparición es bastante posible si el transpondedor o cualquier cosa del avión que transmite señales se apagan.

"Creo que es algo que nosotros, como comunidad mundial, tenemos que corregir tan pronto como sea posible", dijo Houston. "Necesitamos aviones que estén equipados con alguna clase de dispositivo de rastreo que no pueda apagarse, que puedan ser rastreados todo el tiempo. Y con la tecnología por satélite disponible, creo que puede lograrse en el futuro cercano".

El mismo día en que habló Houston, una empresa de comunicaciones por satélite dijo que empezaría a proporcionar un servicio de seguimiento de aerolíneas gratuito.

Inmarsat, la compañía cuyo satélite tuvo el último contacto con el vuelo 370, dijo que propuso el servicio a la Organización Civil Internacional de Aviación (ICAO, por sus siglas en inglés) antes de que se llevara a cabo una conferencia sobre el rastreo de aviones esta semana.

"Este servicio se está ofreciendo a los 11.000 aviones comerciales de pasajeros existentes, los cuales ya están equipados con una conexión por satélite Inmarsat", dijo la compañía en una declaración.

Se dijo que el rastreo cubriría "virtualmente el 100% de la flota comercial de larga distancia del mundo".