(CNN Español) -  En Venezuela se cumplen tres meses desde el inicio de las protestas contra el presidente, Nicolás Maduro. En una de esas manifestaciones, las autoridades impidieron la movilización de estudiantes hasta la nunciatura apostólica.

Desde plaza Venezuela y hasta la plaza Brión de Chacaíto se registró una fuerte presencia de funcionarios de seguridad para impedir el paso de la marcha convocada para este lunes.

De otra parte, el Ministerio Público informó de la privativa de libertad a 11 de los detenidos en dos de los campamentos de protestas que fueron desmantelados en Caracas el jueves. Se les acusa de varios cargos.

En entrevista con Patricia Janiot, los estudiantes Freddy Peláez y Daniel Picado dijeron en la operación, los efectivos de la Policía Nacional no maltrataron a los detenidos durante el traslado pero que sí lo hicieron miembros del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas .

Los estudiantes aseguraron que se mantendrán en las calles y que tienen una lista específica de exigencias para el Gobierno antes de un eventual diálogo.

Mientras tanto, el sindicato del Metro de Caracas presentó un amparo contra el gobernador del estado miranda, Henrique Capriles, y los alcaldes opositores de la zona metropolitana de la capital por los ataques contra instalaciones y unidades de transporte público en medio de las protestas.

El presidente del Sindicato de Trabajadores del Metro de Caracas, Edison Alvarado, presentó el amparo ante lo que considera un "estado de ingobernabilidad" en las zonas administradas por la oposición.

Alvarado dijo que durante los incidentes violentos ha habido más de 200 heridos, y casi un centenar de vehículos atacados al igual que 10 estaciones.