'Deja tu arma y llévate un burrito': restaurante de EE.UU. pide a clientes no llevar armas
Cuando defensores de la tenencia de armas mostraron sus rifles dentro de un local de Chipotle, surgió una campaña contra este tipo de actos.

Por Patrick M. Sheridan, CNNMoney

(CNNMoney) - Trae tu apetito... pero no tus armas.

Ese es el mensaje de Chipotle después de una campaña en los medios sociales luego de que activistas a favor del derecho al porte de armas mostraran abiertamente sus rifles de asalto dentro de uno de sus restaurantes en Dallas el pasado fin de semana.

"Recientemente, algunos de los participantes e una 'demostración abierta' en Texas llevaron armas (entre ellas rifles de asalto de aspecto militar) a uno de nuestros restaurantes, lo que causó ansiedad y molestias en muchos de nuestros clientes", dijo Chris Arnold, de Chipotle, en una declaración. "Respetuosamente pedimos que los clientes no traigan armas a nuestros restaurantes, a menos que sean miembros autorizados de las fuerzas de seguridad".

Un grupo que está en contra de las armas llamado Moms Demand Action for Gun Sense in America empezó una campaña en Twitter el lunes en contra de que los clientes entraran armas a Chipotle.

El grupo, el cual se formó después del tiroteo masivo de Sandy Hooks, en el que fallecieron niños, publicó una fotografía en su cuenta de Twitter en la que aparecían dos sujetos portando armas dentro de un restaurante Chipotle. La cuenta en Twitter @MomsDemand pedía a los clientes que le dijeran a Chipotle que tales imágenes no son "aceptables" y que "no comerán nuestros niños al lado de pistoleros armados".

La respuesta de Chipotle llegó 24 horas después de la campaña.

El martes, el grupo tuiteó: ¡GANAMOS! @ChipotleTweets dice #BurritosNotBullets (Burritos no balas), no más armas en los locales.

El año pasado, también le dijo a los clientes que no deben traer armas a sus tiendas. La compañía dijo que el debate acerca de si la gente debería portar armas abiertamente se ha hecho cada vez más descortés y que la compañía no quería que sus tiendas fueran usadas como escenario político.