Por Laura Smith-Spark, Nic Robertson y Mohammed Tawfeeq, CNN

(CNN) — A medida que los militantes islámicos continúan su avance en Iraq, el Pentágono está moviendo más potencia de fuego y mano de obra en la región para prepararse ante lo que ordene el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El grupo Estado Islámico de Iraq y Siria (ISIS, por sus siglas en inglés) ya busca controlar un nuevo objetivo en su avanzada: la ciudad de Baquba, a menos de 64 kilómetros al norte de Bagdad.

Se han desatado varias batallas en la ciudad, a 45 minutos de la capital, entre fuerzas del gobierno iraquí y combatientes islamistas.

En la embajada estadounidense en Bagdad, decenas de Marinos y tropas del Ejército se han movilizado para reforzar la seguridad. Otras 100 personas se encuentran en la región para dar apoyo, si es necesario, dijo el Pentágono.

El portaaviones George H. W. Bush y otros cinco buques de guerra se encuentran ahora en el Golfo Pérsico. Más de 500 infantes de Marina y decenas de helicópteros están en espera.

Una prioridad: evacuar a todos los estadounidenses de la embajada, si se requiere.

El lunes, el secretario de Estado, John Kerry, en una entrevista con Yahoo! Noticias reconoció que los ataques aéreos contra objetivos iraquíes están bajo consideración.

"Bueno, ellos no son toda la respuesta, pero bien pueden ser una de las opciones importantes para poder detener la marea y detener el movimiento de las personas que se están trasladando alrededor en convoyes abiertos y camiones, y aterrorizando a la gente", dijo.

"Cuando tienes personas asesinando, matando en estas masacres masivas, tienes que detenerlo y hacer lo que tiene que hacer", dijo el secretario.

Mientras tanto, la violencia no disminuye.

Los combatientes de ISIS avanzaron este martes a la ciudad de Baquba, a unos 60 kilómetros al norte de Bagdad, donde se enfrentaron con las fuerzas del gobierno iraquí, dijeron a CNN testigos en la ciudad.

Los militantes de ISIS irrumpieron en la comisaría de policía local, tomaron el control y saquearon todas las armas antes de retirarse.

Las fuerzas gubernamentales han mantenido el control de una serie de barrios de Baquba, informó la televisión estatal iraquí. Citando al vocero militar iraquí, Qasim Atta, el reporte mencionó que las fuerzas de seguridad iraquíes habían matado a nueve militantes cerca de la estación de policía.

También que ISIS había matado a 52 personas detenidas en la cárcel local lanzando granadas de mano al interior.

Fuentes de seguridad kurdas también reportaron combates en torno Saadiya, a 89 kilómetros al norte de Bagdad, mientras combatientes kurdos, conocidos como Peshmerga, trataban de retomar el control contra los militantes de ISIS.

Las dos partes también están luchando por el control de la aldea de Bashir, al suroeste de la ciudad de Kirkuk, donde los civiles aterrorizados huyen del bombardeo de ISIS.

La policía de Iraq descubrió los cadáveres de 18 miembros de las fuerzas iraquíes cerca de una ciudad al norte de Bagdad, informaron este martes fuentes policiales y médicas, citadas por la agencia AFP.

Los cuerpos de los soldados y policías, quienes recibieron disparos en la cabeza y en el pecho, se encontraban en un área a 15 kilómetros al este de Samarra. Por el momento, no queda claro si murieron en combate o fueron asesinados.

Asimismo, al menos siete personas murieron este martes por la explosión de un coche bomba en un mercado de Sadr City, barrio mayoritariamente chiíta en el norte de Bagdad, informaron fuentes de seguridad y médicas. La explosión también hirió a otras 20 personas.

Una opción difícil de aceptar

Entre las opciones consideradas por Estados Unidos está un diálogo con Irán que, aunque no es una opción políticamente aceptable, no es descartada por Kerry.

“Creo que estamos abiertos a cualquier proceso constructivo que pueda minimizar la violencia, mantener unido a Iraq —la integridad del país— y eliminar la presencia de las fuerzas terroristas que lo rasguen en pedazos", dijo el secretario de Estado.

Irán juega un papel clave. Es un aliado del gobierno chiita de Iraq. Los militantes de ISIS son sunitas.

Un alto funcionario de seguridad en Bagdad dijo a CNN la semana pasada que el país ha enviado cerca de 500 efectivos de la Guardia Revolucionaria para ayudar a combatir a los militantes de ISIS. El presidente iraní, Hassan Rouhani negó el informe, pero dijo que está abierto a ofrecer ayuda.

Estados Unidos e Irán mantienen "muy breves discusiones" en Viena, Austria, sobre Iraq y la amenaza planteada por ISIS, dijo la vocera del Departamento de Estado estadounidense, Marie Harf.

El subsecretario de Estado William Burns se encuentra en Viena para las conversaciones nucleares con Irán.

Estados Unidos ha aumentado la vigilancia de aviones no tripulados sobre el oeste y el norte de Iraq en un esfuerzo por reunir más inteligencia. Pero el uso de aviones de combate para atacar blancos militantes podría ser difícil.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo a la prensa este martes en Ginebra, Suiza, que estaba "profundamente preocupado" por la situación que se deteriora rápidamente en Iraq.

"Invito a todos los líderes iraquíes —políticos, militares, religiosos y comunitarios— a asegurarse de que sus seguidores eviten actos de represalia y se unan en un espíritu inclusivo para abordar esta grave amenaza para el país", dijo.

Imágenes brutales

Mientras ISIS continúa su marcha violenta, tomando ciudades a lo largo del camino, muchos temen que sus combatientes pueden llegar a la capital, Bagdad.

El grupo ha acumulado varias victorias en todo Iraq en los últimos días, incluyendo la ciudad noroccidental de Tal Afar, dos aldeas en la provincia de Diyala, y la segunda ciudad más grande de Iraq, Mosul.

Cientos de miles de personas han huido. Y la crisis es ahora tan grave que el gobierno está intercediendo con voluntarios para ayudar a combatir a los militantes.

El lunes, apareció un video que parecía mostrar a un hombre en un uniforme militar iraquí después de que recibió un disparo en la cara.

Un militante se jactó en Facebook de que se sentía orgulloso de matar al hombre y dijo que el video muestra lo que puede pasarle a otros chiitas.

Las nuevas imágenes siguen a otras aparentemente publicadas por ISIS en las que aparecen las ejecuciones de las fuerzas de seguridad iraquíes, así como un mensaje de Twitter que decía que sus miembros habían matado al menos a 1,700 chiitas.

Jim Sciutto, Barbara Starr y Reja Razek contribuyeron con este reporte.