El Vaticano suaviza el tono hacia los homosexuales
26 junio 2014
09:42 PM ET

El Vaticano suaviza el tono hacia los homosexuales

Por Delia Gallagher, CNN

(CNN) — El Vaticano informó este jueves que los homosexuales y lesbianas deben ser tratados con respeto, que sus hijos deben ser bautizados en la iglesia, y admitió que los sacerdotes católicos en ocasiones no están seguros de cómo lidiar con parejas del mismo sexo.

Todavía hay “cierta incertidumbre respecto al desafío de aceptar a estas personas con un espíritu misericordioso y, al mismo tiempo, mantener la enseñanza moral de la Iglesia”, mencionó el Vaticano en un documento, denominado un Instrumentum Laboris.

El documento de 75 páginas es una compilación de los resultados de una encuesta realizada a 114 conferencias de obispos alrededor del mundo. El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de Obispos, dijo que el 85% de las conferencias respondieron a la encuesta.

El documento será usado como una guía para discusiones en el sínodo, un encuentro de los obispos de más alto rango, que convoca el papa Francisco, a celebrarse en Roma, Italia, en octubre.

El nombre oficial del sínodo es Los Desafíos Pastorales de la Familia en el Contexto de Evangelización.

Otro sínodo que se llevará a cabo en octubre de 2015, proveerá una profunda reflexión sobre las preguntas antes de que se presente un documento final al papa.

Mucho antes de que el Vaticano difundiera el documento de este jueves, una conferencia nacional de obispos en Alemania y Suiza dijo que los cuestionarios exponían una gran diferencia entre la enseñanza de la iglesia y los puntos de vista personales de los católicos.

“La mayoría de las personas bautizadas tienen una imagen de la iglesia que, en la otra mano, es muy amistosa para la familia en su actitud, mientras que al mismo tiempo consideran que su moralidad sexual no es realista”, aseguraron los obispos alemanes, de acuerdo al Reportero Nacional Católico.

Obispos en Estados Unidos declinaron hacer públicos los resultados de los cuestionarios.

Si bien el documento emitido por el Vaticano este jueves no cambia la manera en como la iglesia enseña y se manifiesta frente a la homosexualidad, si se alinea con el tono más suave del papa Francisco respecto a los homosexuales y lesbianas, postura que se hizo famosa en julio de 2013 con su pregunta, “¿Quién soy yo para juzgarlos?”.

El documento rechaza firmemente el matrimonio gay, por ejemplo, pero también dice que los líderes católicos “están tratando de encontrar un balance entre las enseñanzas de la Iglesia sobre la familia y una actitud respetuosa y sin juicios hacia las personas que viven en uniones homosexuales”.

“Una distinción debe ser hecha”, refiere el Instrumentum Laboris, “entre aquellos que han tomado una decisión personal y en ocasiones dolorosa, y viven discretamente para no escandalizar a otros, y aquellos cuyo comportamiento promueve y activamente llama la atención hacia el tema, en ocasiones de manera agresiva”.

El documento recomienda “no usar frases como gay, lesbiana u homosexual para definir la identidad de una persona”, a fin de poder tomar a consideración cada aspecto de la persona”.

Otra sugerencia es un “estudio teológico en diálogo con las ciencias humanas para desarrollar una visión multifacética del fenómeno de la homosexualidad”.

El documento también enfatiza que cuando las parejas homosexuales requieran el bautizo para sus hijos, “los hijos deberán recibir el sacramento con la misma consideración, cuidado y preocupación que se le da a cualquier otro niño”.

Otros temas a consideración en el Sínodo incluirán los métodos de anticoncepción y la fertilización in vitro, la cohabitación, la separación, el divorcio y las personas que se vuelven a casar, así como las madres adolescentes.

Daniel Burke de CNN contribuyó a este reporte.


Secciones: Francisco • Religión • Vaticano • Vida