(CNN Español) - La final de Brasil 2014 será la final de los papas: el papa Francisco, argentino, y el papa emérito Benedicto XVI, alemán.

Francisco se ha caracterizado por ser aficionado al fútbol (es hincha del club San Lorenzo). Mientras que ésta puede ser la oportunidad para que Benedicto manifieste su apoyo al equipo teutón.

El equipo suramericano clasificó tras vencer a Holanda en penales, mientras que los europeos destrozaron 7-1 a Brasil.

¿Rezarán los pontífices por la victoria de su país?