(CNN Español) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo estar decepcionada con la apabullante derrota de su selección en el Mundial ante Alemania por 7-1 pero se mostró confiada en que el equipo "resurgirá" y "superará la extremadamente dolorosa situación".

En una entrevista exclusiva con Christiane Amanpour en Brasilia, Rousseff declaró que ni en su peor pesadilla imaginó una derrota semejante y agregó que la capacidad de superar una derrota así es la "característica de un gran equipo nacional y de este gran país".

"Mis pesadillas nunca fueron tan malas, Christiane", dijo con la ayuda de un intérprete. "Nunca llegaron tan lejos. Claro que como aficionada lo lamento profundamente porque comparto la pena de todos los aficionados. Pero también sé que somos un país que tiene una característica muy peculiar. Estamos a la altura de los retos de la adversidad".

Dijo que Brasil se recuperará de esta "situación extremadamente dolorosa".

"Creo que el ser capaces de superar las derrotas es la característica y el sello de un importante equipo nacional y de un gran país".

El partido de la semifinal contra Alemania sería un desafío para el equipo de casa, pero nadie predijo la goleada 7-1 que llevó al rival, Alemania, a la final.

"Llegamos a este partido sin dos de nuestros jugadores más importantes: Neymar —un gran delantero— y nuestro capitán, Thiago Silva".

El desempeño de Brasil en el Mundial es importante para Rousseff no solo por orgullo nacional, sino como asunto político.

"Si hubiéramos ganado —dijo un brasileño a Isa Soares, de CNN— el pueblo habría olvidado que se gastó tanto dinero; al menos ahora las realidades vuelven a ser el centro de atención".

El país vivió indignación y protestas generalizadas por lo que para muchos era un gasto excesivo en estadios e infraestructura para el Mundial.

Rousseff, quien busca reelegirse en octubre, enfatizó que el Mundial era una oportunidad para que Brasil demostrara su valía en el escenario mundial.

"Uno tiene que tener presente que de todos los diferentes aspectos, Brasil organizó y celebró un Mundial que creo que ha sido uno de los mejores Mundiales. Eso se debe en gran medida a que el pueblo brasileño tiene la capacidad de ofrecer y demostrar hospitalidad y dar la bienvenida a los aficionados de todo el mundo".