Por Ben Wedeman y Jethro Mullen

(CNN) — Fuerzas de Defensa de Israel iniciaron una operación terrestre en Gaza en la noche del jueves tras 10 días de bombardeos y ataques aéreos, dijo el gobierno israelí.

El anuncio se da luego de que 13 militantes palestinos fueran detenidos intentando entrar a territorio israelí a través de un túnel.

Fawzi Barhoum, portavoz de Hamás, le dijo a CNN que “el inicio de la invasión terrestre de Gaza es un paso peligroso con consecuencias desconocidas. Israel pagará un precio alto por eso".

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, dijo que "lamenta" la ofensiva terrestre de Israel a pesar de sus repetidos llamados a los líderes para que no escalara el conflicto.

Ban Ki Moon mencionó la muerte de 4 niños en una playa de Gaza y pidió a Israel "hacer más para detener las muertes de civiles".

"No puede haber solución militar a este conflicto".

Cese al fuego interrumpido

Al menos tres proyectiles de mortero fueron disparados desde Gaza contra el sur de Israel este jueves por la mañana, unas dos horas después de que una tregua temporal a las hostilidades entró en vigor para permitir la entrada de suministros humanitarios a la zona.

Los proyectiles cayeron en áreas abiertas y no se reportaron heridos de forma inmediata, dijo el ejército israelí. Este fuego de mortero es más pequeño y tiene un alcance más limitado que los cohetes.

Israel, que dijo que respetaría el alto el fuego, pero no se cruzaría de brazos en caso de ataque, no respondió de inmediato.

El cese temporal de la lucha de cinco horas —que entró en vigor durante la madrugada, tiempo del centro de México— fue solicitado por Naciones Unidas para ofrecer un breve respiro a un conflicto que ha matado a más de 220 personas.

Los bancos abrieron por primera vez en 10 días en Gaza y los residentes salieron a las calles.

Funcionarios de la Cruz Roja visitaron hospitales y casas dañadas para evaluar las necesidades médicas, y trabajaron con los funcionarios locales para reparar con rapidez las tuberías, cuyas fallas han dejado a cientos de miles de personas sin agua.

No se reportaron ataques aéreos desde que comenzó el alto el fuego en Gaza. Sin embargo, el miedo a la muerte pendía sobre la región. El Ministerio de Salud advirtió a la población civil evitar reuniones en las plazas.

"En caso de que la ventana humanitaria sea usada por Hamas y otras organizaciones terroristas con el propósito de lanzar ataques contra objetivos civiles o militares israelíes, las FDI (Fuerzas de Defensa Israelíes) responderán con firmeza y decisión", dijo el ejército israelí.

Ataque frustrado

Poco antes del inicio del alto el fuego, el ala militar de Hamas dijo que disparó cinco misiles contra la ciudad de Beer Sheeva. Y el ejército israelí dijo que frustró un intento por parte de 13 militantes de Hamas que trataron de entrar a la comunidad de Sufa a través de un túnel.

"Estábamos sentados en casa mientras se escuchaban los sonidos de disparos y bombardeos detrás de nuestra hogar. Posteriormente, todos los residentes fueron informados de que se trataba de un intento de infiltración", dijo Eyal Brandeis, el director del kibutz Sufa.

"Nuestra comunidad está ahora de vuelta a su rutina. Creo que la rutina es la mejor manera de mantener la cordura", agregó.

Cuatro niños muertos

La ira va en aumento sobre las muertes de civiles, como el caso de cuatro niños que fallecieron mientras jugaban en la playa.

Los chicos, de entre 9 y 11 años, murieron el miércoles cuando un proyectil desde un helicóptero de combate israelí explotó cerca de ellos en una playa cerca de la ciudad de Gaza, según fuentes oficiales palestinas.

Sus nombres eran Ismail, Zakaria, Ahed y Mohamed, todos primos de una familia en Bakr.

Un funcionario israelí dijo que el bombardeo fue otro ejemplo de cómo Hamas utiliza civiles como escudos humanos, dando a entender que a los niños se les permitió jugar cerca de un lanzador de cohetes.

Un funcionario de Hamas, sin embargo, calificó el bombardeo israelí como una "masacre" y un "crimen de guerra", y exigió acciones de la ONU.

Cientos de personas se reunieron para el funeral de los chicos el miércoles, donde hubo cánticos enojados y de profundo dolor.

Kareem Khadder, Tim Lister, Ian Lee, Diana Magnay, Samira Said, Michael Schwartz, Salma Abdelaziz y Tal Heinrich contribuyeron con este reporte.