Por Jethro Mullen, Ian Lee y Karl Penhaul

(CNN) — Los intensos combates entre las tropas israelíes y militantes de Hamas continuaron cerca de la ciudad de Gaza este lunes, mientras la cifra de muertos por el conflicto se elevó por encima de 500.

Los bombardeos intensos golpearon áreas al este de la ciudad, particularmente el barrio de Shaja'ia, donde un gran asalto israelí el domingo contribuyó al día más mortífero de la guerra hasta el momento.

Mientras los enfrentamientos se intensificaron durante el fin de semana, Hamas dijo que había capturado a un soldado israelí, una afirmación que fue refutada por un diplomático israelí.

Sin señales de ambos lados para frenar un conflicto en el que la mayoría de las víctimas han sido civiles, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, tiene previsto llegar a Egipto este lunes para presionar sobre un alto el fuego.

En declaraciones a CNN el domingo, Kerry dijo que Estados Unidos apoya la iniciativa de Egipto de una tregua y "va a trabajar por un alto al fuego justo".

Estados Unidos ha tenido “disposición para tratar de hacer frente a los problemas de fondo", pero Hamas "debe dar un paso adelante y mostrar un nivel de razonamiento", dijo.

"Ningún país, ningún ser humano, se siente cómodo con niños asesinados, con personas muertas, ni estamos cómodos con los soldados israelíes asesinados tampoco, o con personas que han sido bombardeadas en Israel", dijo Kerry.

Durante la entrevista con CNN, Kerry también expresó un poco de frustración con las autoridades israelíes en los comentarios que se escucharon a micrófono abierto en medio de la transmisión.

Después de que uno de sus funcionarios mencionó el número de bajas palestinas, a Kerry se le oyó decir: "es un infierno de operación milimétrica".

En una reunión la noche del domingo, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU expresaron su "profunda preocupación por el creciente del número de víctimas", según el presidente del organismo, el embajador de Ruanda, Eugene-Richard Gasana.

Más de 500 víctimas

La cifra de muertos aumentó de forma pronunciada tras un asalto de Israel el domingo en Shaja'ia, que hizo a cientos de personas entrar en pánico y huir a la ciudad de Gaza.

Decenas de palestinos murieron durante los fuertes bombardeos de Shaja'ia, con lo que el número total de muertos desde el inicio de las operaciones militares de Israel contra Hamas se elevó a 507, según el Ministerio de Salud de Gaza. Más de 3,000 personas han resultado heridas.

Los combates continuaron en Shaja'ia hasta la madrugada de este lunes, dijo el ejército israelí.

El vocero de Hamas, Sami Abu Zuhri, en declaraciones a Al Jazeera, dijo que Israel cometió "un crimen contra la humanidad", y que la mayoría de los muertos en Shaja'ia eran mujeres y niños.

El ejército israelí dijo que había advertido a los residentes con días de antelación para que dejaran Shaja'ia, que describió como un área clave que Hamas utiliza para lanzar cohetes hacia Israel. Acusó a Hamas de ordenar a la gente permanecer en la zona.

Mueren soldados israelíes

Israel dijo que 13 soldados murieron el domingo, con lo que el total de muertos durante el conflicto con Gaza ha crecido a 18, además de dos civiles. En rueda de prensa, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu expresó su "profundo dolor" del país por la pérdida de los soldados.

Hamas se atribuyó la responsabilidad de sus muertes, que calificó de una "operación heroica".

"Estamos haciendo todo lo que no podemos hacer para no hacer daño a la gente de Gaza", dijo Netanyahu. "Hamas está haciendo todo lo posible para asegurarse de que la población de Gaza sufra".

Pero la gente en Gaza que habló con CNN describe una situación diferente.

"Nadie está a salvo y nadie puede huir a ninguna parte porque todo el mundo es un objetivo", dijo Enas Sisisalem, una madre de dos hijos que vive en el vecindario de al Remal de la ciudad de Gaza. "Cuando escuchamos el bombardeo, mis hijos lloran".

Naciones Unidas ha calculado que alrededor del 70% de los muertos en Gaza son civiles. Más de 100,000 personas en Gaza han sido desplazadas por el conflicto, de acuerdo con la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Más de 83,000 de ellos están alojados en escuelas de la ONU, un aumento de más del 400% en cuestión de días, de acuerdo con Chris Gunness, vocero de la Agencia de Naciones Unidas para la Ayuda a los Refugiados de Palestina.

Kareem Khadder, Ben Wedeman, Atika Shubert, Ben Brumfield, Josh Levs, Tim Lister, Michael Martínez, Mohammed Tawfiq y Yon Pomrenze contribuyeron con este reporte.