Por Jeanne Sahadi, CNNMoney

(CNNMoney) - Los estadounidenses tienen un problema de endeudamiento.

Se calcula que uno de cada tres adultos con algún historial de crédito (o 77 millones de personas) se encuentran tan atrasados en relación a algunos de los pagos de sus deudas que sus cuentas han pasado a un estado de "deuda en cobranza".

Esa es una conclusión clave de un nuevo estudio realizado por el Urban Institute.

El estudio examinó la deuda no hipotecaria, por ejemplo los pagos de tarjeta de crédito, préstamos de vehículos, cuentas médicas, pagos de manutención por los hijos e incluso multas de estacionamiento.

Las deudas en cobranza iban desde tan solo 25 dólares hasta la increíble cantidad de 125.000 dólares. Pero la cantidad media que se debía era de 5.200 dólares.

Geográficamente, ningún área del país está intacta.

Entre los estados, Nevada tenía el porcentaje más alto de residentes con deudas en cobranza (47%), así como el promedio más alto de endeudamiento (7.198 dólares). A esto contribuyó en parte el área metropolitana de Las Vegas, donde un 29% de los residentes tenían deudas en cobranza.

En contraste, Dakota del Norte tuvo el menor porcentaje de residentes con deudas en cobranza, con solo un 19%, mientras el Distrito de Columbia tuvo la menor cantidad de deudas en efectivo por persona, 3.547 dólares.

A nivel regional, el sur tuvo el porcentaje más alto de personas, con un 44% en algunas partes, mientras el noreste tuvo el más bajo con menos del 30%.

Y entre las 100 áreas metropolitanas más grandes, Minneapolis-   St. Paul tuvo el menor porcentaje de residentes con deudas en cobranza, con un 20%, mientras que McAllen, Texas, presentó el porcentaje más alto, con un 51%.

Al menos con las tarjetas de crédito, las deudas no caerán en cobranza a menos que la deuda tenga seis meses de atraso. Pero el período de tiempo puede variar de un lugar a otro cuando se habla de deudas como multas de estacionamiento y cuentas médicas.

Sin embargo, una vez la deuda esté categorizada como "en cobranza" puede seguir uno de los tres cursos de acción, según el informe del Urban Institute. El acreedor puede cancelarla y vendérsela a un comprador de deuda, puede poner la cuenta en incumplimiento, o tratar de cobrar lo que se debe a través de un departamento interno, o cobrarla a través de un tercero.

Sin embargo, en cualquiera de estos casos, el costo para el consumidor es alto y duradero.

"Puede perjudicar las puntuaciones de crédito, lo cual puede inclinar las decisiones de contratación de un empleador, restringir el acceso a hipotecas e incluso incrementar los costos del seguro", dijo Caroline Ratcliffe, estudiante de último año del Urban Institute.

De hecho, el caso puede permanecer en tu informe crediticio hasta por siete años incluso si ya has pagado la deuda. Y bajará tu puntuación crediticia durante años... mucho más cuando inicialmente pasa a un estado de deuda en cobranza y después, bajará menos conforme pasa el tiempo, dijo un vocero de la compañía de software de puntuación crediticia, FICO.

Por supuesto, tampoco le haces ningún favor a tu puntuación crediticia cuando tus pagos están apenas "pasados de la fecha de pago" por 30 a 180 días. Se calcula que el 5,3% de los adultos (o 1 de cada 20 con un archivo de crédito) se encontraron en esta situación en 2013, según el informe del Urban Institute.

El estudio, llevado a cabo con Encore Capital Group, se basa en una muestra aleatoria de los archivos de crédito de 7 millones de clientes de TransUnion en 2013.