(CNN Español) - Desde Israel informan que la posibilidad de un cese del fuego depende ahora de Hamás. Según funcionarios israelíes; el gobierno de Benjamin Netanyahu está preparado para la paz y la seguridad.

Y es que a pesar de los llamados de líderes palestinos en la Ribera Occidental para que se acepte una tregua de 24 horas, Hamás la ha rechazado.

La idea seria extender un eventual cese de fuego a 72 horas.

El portavoz de Hamás, Osama Hamdan, le dijo a CNN que su organización está abierta a la idea de enviar una delegación palestina a Egipto para negociar un alto el fuego.

Hasta ahora algunas treguas momentáneas han funcionado para luego pasar a acusaciones mutuas entre Israel y Hamás de violarlas.

Sobre el terreno los ataques se intensificaron; esta vez algunos de los blancos fueron un campo de refugiados en el norte de Gaza que dejó 10 personas muertas.

Y también fue atacada la única planta de energía en Gaza.

Los palestinos acusan a los israelíes por la perdida de por lo menos el 40% del combustible que consumen los palestinos en esta zona.

Hamás rechazó este martes un llamado a una tregua de 24 horas hecho por la autoridad palestina en Cisjordania. Horas antes, un informe de la agencia de noticias palestina WAFA reportó que un líder palestino ofreció una tregua para poner fin a los combates en Gaza, y que tenía el apoyo de facciones de Hamás y la Jihad Islámica. Israel no hizo comentarios de manera inmediata.

El conflicto en Gaza cumple tres semanas, en las que la lucha se ha intensificado y el número de muertos sigue subiendo, mientras Israel advierte a sus ciudadanos estar listos para una batalla prolongada.

Los esfuerzos para lograr un alto al fuego duradero entre Israel y Hamás no han ganado fuerza, a pesar de las llamadas de los líderes mundiales.

Los ataques aéreos y de artillería israelíes cayeron sobre Gaza la madrugada de este martes, mientras la cifra de muertos palestinos creció a más de 1.200, según las autoridades de salud.

El ejército israelí informó que 10 de sus soldados murieron el lunes, cinco de ellos en un ataque en el que los militantes utilizaron un túnel para llegar a territorio israelí.

El conflicto, una vez más, dejó más menores fallecidos. Ocho de ellos estaban entre 10 personas que murieron el lunes en un campo de refugiados cerca de la playa de Gaza, dijo el Ministerio de Salud de Gaza.

En entrevista con Rafael Romo para Conclusiones, Waldo Wolff, vicepresidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), dijo que el conflicto actual no responde al secuestro y muerte de los tres adolescentes judíos. "El flagelo del terrorismo internacional lleva décadas".

Para Wolff, es preciso recordar que el "secuestro de niños israelíes se vio sucedido por 2.000 misiles lanzados desde territorio de Hamás".

Wolff calificó a Hamás como un grupo terrorista que busca la destrucción del Estado de Israel. Señaló que "los judíos no somos enemigos del pueblo palestino; somos enemigos de los terroristas".

Por su parte, Walid Muaqqat, embajador de Palestina en Argentina, dijo que "el fondo del problema es lo quiere esconder Israel: la ocupación".

Muaqqat explicó que, para los palestinos, Hamás es un partido político y "parte del tejido social".

El embajador calificó la actual ofensiva israelí como "un exterminio al pueblo palestino en la Franja de Gaza".

Parta Muaqqat, la solución radica "solamente" en que Israel abandone su ocupación del territorio palestino.