Por Euan McKirdy y Yoko Wakatsuki

(CNN) — Una joven japonesa de 16 años fue arrestada en Sasebo, prefectura de Nagasaki, acusada de asesinar a una compañera de escuela. La Policía confirmó que la supuesta atacante también desmembró el cuerpo de la víctima.

La joven, que no puede ser identificada por ser menor de edad, es señalada de golpear a Aiwa Matsuo, de 15 años, repetidamente con un objeto antes de estrangularla.

La familia de la víctima dijo que había ido a reunirse con sus amigos el sábado por la tarde y alertó a la policía cuando ella no regresó más tarde esa noche.

La adolescente, que admitió haber matado a Matsuo y le dijo a la policía que actuó sola, cumplió 16 años el día de su arresto; también aceptó haber desmembrado el cuerpo, incluyendo la decapitación y haber cortado su mano izquierda.

Japan Times informó que "amigos y conocidos" de la presunta atacante la describieron como "muy inteligente, con altibajos emocionales”.

Se ha informado que el padre se volvió a casar después de que la madre de la sospechosa murió el año pasado y vive en otra parte de la ciudad japonesa del suroeste.

En una conferencia de prensa, el director de la escuela a la que la atacante y la víctima asistían, dijo que la institución no estaba al tanto de ningún problema entre las dos.

"No tengo palabras que decir ahora. Estoy abrumado por la tristeza, pesar y diversos sentimientos", dijo.

Los informes indican que el cuerpo fue descubierto la mañana del domingo en una cama en el apartamento de la joven, donde vive sola. Los instrumentos utilizados en el ataque fueron encontrados sobre y a un lado de la cama.

A pesar de la reputación de Japón sobre la seguridad y la ausencia relativa de delitos violentos en el país, no es la primera vez que Sasebo ha aparecido en los titulares que señalan la violencia perpetrada por los menores de edad, en 2004, una niña de primaria mató a un compañero de clase, cortando su garganta.