Por Alice Feigel, HLN

(HLN) - Sólo porque sean miembros de una casa real no quiere decir que no sientan las mismas emociones humanas que el resto de nosotros.

Y en el siglo XXI, una de las emociones humanas es —al parecer— la necesidad de ‘colarse’ en una foto. Lo que se conoce como ‘photobomb’.

Claramente, el príncipe Harry de Reino Unido no se puede resistir tampoco.

Un funcionario neozelandés, Trevor Shailer (centro), tomó inocentemente una foto grupal en los Juegos de la Mancomunidad en Glasgow con el entrenador de rugby sir Gordon Tietjens (izquierda) y el profesor emérito de la Universidad de Massey, Gary Hermansson (derecha).

Pero, pronto descubrió un cuarto invitado al fondo: el príncipe Harry.

Naturalmente, la gran foto ahora es la foto de perfil de Shailer en Facebook.

Ha sido un mes muy activo en ‘photobombing’ para la realeza británica.

Dos miembros del equipo de hockey femenino de Australia se tomaron una ‘selfie’ tras derrotar a Malasia en los Juegos de la Mancomunidad la semana pasada. La reina Isabel II pasaba por ahí y sonrió hacia esa dirección.

No se sabe si la reina en realidad sabe qué significa una 'selfie’ o un 'photobomb'.