(CNN Español) - El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pronunció una fuerte declaración en la noche de este martes después de la sucesión de varias acciones violentas de la guerrilla en el país.

Este lunes en la noche las FARC dinamitaron torres de energía en Buenaventura, en el Pacífico colombiano, y el domingo hicieron lo mismo con un acueducto en Meta, en el oriente del país.

"Están jugando con candela y este proceso puede terminar, porque no puede seguir indefinidamente esta situación", dijo el mandatario, según reportaron medios locales.

"Lo que hicieron hace unos días de atacar un acueducto, dejar sin agua a unas poblaciones de Meta, eso es un acto de terrorismo totalmente condenable”, dijo Santos.

En referencia al ataque en Buenaventura, el presidente lo calificó como "algo demencial".

"Ellos mismos se están cavando su propia fosa política, porque es eso lo que hace que la gente los rechace", sentenció Santos.

El mandatario realizará este miércoles a Buenaventura un consejo de seguridad con el ministro de Defensa.

Hace un año y medio el presidente Juan Manuel Santos inició en Cuba una serie de diálogos de paz con la guerrilla de las FARC para poner fin al conflicto armado.

Se han logrado acuerdos en 3 puntos de la agenda: desarrollo agrario, participación en política de guerrilleros desmovilizados y narcotráfico. Quedan pendientes por discutir los puntos de verdad y reparación para las víctimas y la aplicación de justicia para los responsables de delitos atroces.