Por Jethro Mullen, CNN

(CNN) – Los militantes de ISIS han llevado su versión extremista del Islam a extensas áreas de Siria e Iraq, al imponer leyes crueles y matando a quienes consideran "infieles".

Sus avances sanguinarios han hecho que cientos de miles de refugiados crucen constantemente las fronteras de los países vecinos, como Turquía, aumentando los riesgos de inestabilidad en esa región.

Pero el reciente aumento de los ataques aéreos de Estados Unidos contra ISIS en Siria, así como también el llamado por parte de un líder del grupo extremista ordenando ataques contra ciudadanos de occidente, ha generado dudas en cuanto a qué tanto se han extendido los militantes fuera del Medio Oriente.

Con base en las redadas anti-terroristas en Australia, la decapitación de un ciudadano francés en Argelia e informes de partidarios de ISIS en Indonesia, a continuación se muestra una lista de los países que podrían verse afectados.

Estados Unidos

No existen indicios de ataques planeados

Funcionarios estadounidenses han declarado en varias oportunidades que no existe información que sugiera que ISIS tenga planeado realizar ataques en el territorio estadounidense en este momento.

Sin embargo, recientemente el grupo hizo un llamado a sus adeptos alrededor del mundo para que lleven a cabo ataques contra la gente en Estados Unidos y otros países occidentales.

Luego de que Estados Unidos y sus aliados árabes iniciaran esta semana ataques aéreos contra los objetivos de ISIS en Siria, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos publicó un boletín advirtiendo a organismos encargados del orden público que eleven el estado de alerta relacionado con posibles ataques terroristas en territorio estadounidense por parte del "lobo solitario", dijo a CNN un funcionario del orden público.

Funcionarios dijeron que los organismos del orden público reciben comunicados similares de manera regular como una medida preventiva.

"Manual estratégico de Al Qaeda"

Analistas de seguridad dicen que los llamados para realizar ataques en solitario en Estados Unidos no son nada nuevo.

"Es parte del manual de estrategias de Al Qaeda", dijo Robert McFadden, vice presidente principal de Soufan Group, una firma consultora de seguridad.

En años recientes, Estados Unidos ha experimentado ataques internos que al aparecer fueron motivados por criterios islámicos extremistas, incluyendo el bombardeo de la maratón de Boston y los tiroteos en Fort Hood.

En las últimas décadas, personas no vinculadas a organizaciones terroristas han perpetrado ataques en solitario en Estados Unidos, como Timothy McVeigh, quien bombardeó el edificio federal de la ciudad de Oklahoma en 1995 y, más recientemente, Aaron Alexis, quien llevó a cabo el ataque mortal al complejo naval en Washington el año pasado.

Protegerse de individuos que actúan por cuenta propia es sumamente difícil, dicen los expertos, debido a que no existen órdenes que provengan de las organizaciones.

"Casi nunca está allí", dijo McFadden a CNN. "Así que ese componente hace que sea más difícil combatir y erradicar este tipo de situaciones".

Se tiene a otro grupo como objetivo

Las autoridades de Estados Unidos también intentan monitorear a los más de 100 ciudadanos estadounidenses que han viajado a Siria para luchar con los grupos armados en ese país, incluyendo a ISIS.

Los estadounidenses que cayeron en las garras de ISIS son James Foley y Steven Sotloff, periodistas que fueron secuestrados en Siria y decapitados por el grupo de militantes en las últimas semanas.

Aunque los funcionarios de Estados Unidos aseguran no tener conocimiento de algún ataque planificado por ISIS en Estados Unidos, han sugerido que Jurasán, un grupo terrorista independiente que también fue blanco de los ataques aéreos en Siria, estaba conspirando activamente contra Estados Unidos y otros objetivos occidentales.

Filipinas

El grupo militante islamista Abu Sayyaf de Filipinas ha tuiteado lo que llama una carta de advertencia a los gobiernos de Alemania y Filipinas y amenaza con decapitar a uno de los dos rehenes alemanes.

El grupo quiere un rescate y exige que Alemania deje de apoyar la ofensiva liderada por Estados Unidos en contra de ISIS en Iraq y Siria.

"Paguen un rescate de 250 millones de pesos (5,6 millones de dólares) para liberar a los rehenes y cumplir con la segunda condición", dice la carta.

La segunda condición: "El gobierno alemán tiene que dejar de apoyar a los EE.UU. en el asesinato de nuestros hermanos musulmanes en Iraq y Siria, sobre todo militantes (de ISIS)”.

"Les hemos advertido. Retraso: 15 días", dice el grupo en tagalo, el idioma hablado por algunos filipinos.

El grupo establece el 10 de octubre como fecha límite. También publicó una foto del rehén.

Una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán dijo a CNN: "El gobierno alemán ha creado un grupo de crisis en el Ministerio de Relaciones Exteriores para hacer frente a esta situación”.

La portavoz no quiso ser identificada debido a las regulaciones del ministerio y no suministró información adicional.

Australia

Redadas anti-terrorismo

A principios de este mes, la policía de Australia llevó a cabo redadas a gran escala después de investigaciones que sugirieron que los sospechosos estaban planeando "un ataque al azar a individuos".

Las autoridades afirman que lograron frustrar los planes para secuestrar a "un miembro del público", decapitar a la víctima y cubrir el cuerpo con una bandera de ISIS. Un hombre detenido durante las redadas fue acusado formalmente de conspirar para cometer actos terroristas.

El primer ministro Tony Abbott indicó que "los llamados bastante directos" provenían de un ciudadano australiano en el extranjero que desempeña funciones "de alto nivel" en ISIS.

Días antes, Australia había elevado su nivel de alerta contra amenazas terroristas de "medio" a "alto".

El martes, la policía australiana mató a tiros a un sospechoso de terrorismo de 18 años de edad que había apuñalado a dos oficiales de policía en una reunión programada. El adolescente había generado sospecha luego de que en días anteriores se le viera en un centro comercial con lo que parecía ser una bandera del ISIS, dijo la policía.

Una nueva ley

Los legisladores australianos votaron el miércoles a favor de presentar nuevas leyes más severas y que calificarían de delito criminal el viajar a lugares donde los grupos terroristas se encuentran activos.

Defensores de los derechos civiles han criticado la celeridad con la que la nueva ley ha sido presentada, haciendo un llamado para que se le dé más tiempo al público australiano y a los miembros del parlamento para emitir una opinión en cuanto a la misma.

Australia apoya la campaña de ataques aéreos llevada a cabo por Estados Unidos contra ISIS. La nación ha enviado aviones de guerra y personal militar a la región.

Francia

Rehén decapitado en Argelia

Aviones franceses han participado en ataques aéreos contra las posiciones de ISIS en Iraq, pero París dice que sus fuerzas no se implicarán en acciones de bombardeo sobre Siria.

Un video publicado el miércoles en internet, mostraba la decapitación de Hervé Gourdel, un ciudadano francés que fue secuestrado en Argelia el fin de semana.

El video muestra a unos hombres armados que dicen pertenecer al grupo militante islamista Jund al-Kalifa - o soldados del califato - en Argelia. Ellos juran lealtad al líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi.

El presidente francés Francois Hollande dijo que el ataque no afectará el papel de Francia en la lucha contra el terrorismo. "Francia nunca cederá al chantaje, a la presión y actos brutales. Por el contrario, Francia sabe lo que se espera", dijo.

Preocupación por los combatientes extranjeros

Mehdi Nemmouche, el ciudadano francés acusado de un tiroteo mortal en el museo judío de Bélgica, pasó recientemente un año en Siria y es un islamista radical, según los funcionarios franceses.

Los fiscales dicen que cuando la policía arrestó en Francia a Nemmouche, también incautaron un rifle Kalashnikov envuelto en una bandera que llevaba la insignia de ISIS.

Funcionarios de inteligencia de los Estados Unidos han estimado que más de 2.000 europeos han acudido a Siria para combatir con los grupos extremistas de allí. Dicen que no se sabe con claridad exactamente cómo se han unido muchos de ellos a ISIS.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó el miércoles una resolución tendente a abordar la amenaza representada por los combatientes extranjeros que buscan unirse a ISIS y a otras organizaciones terroristas.

Reino Unido

Cautivos de ISIS

El primer ministro británico, David Cameron, ha dicho que convocó al Parlamento el viernes para aprobar que el Reino Unido participe en los ataques aéreos contra e ISIS en Irak.

"El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha recibido ahora una clara solicitud del gobierno iraquí para que lo apoyen en sus acciones militares contra ISIL", dijo Cameron el miércoles en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, usando otro nombre para referirse a ISIS. "Así que lo correcto es que Gran Bretaña continúe hacia una nueva fase de acción".

ISIS ya ha decapitado a uno de los rehenes británicos que tenía retenido, el trabajador humanitario David Haines. También ha amenazado la vida de otro, el conductor de taxis altruista Alan Henning, y utiliza a un tercero, John Cantlie, para entregar los video mensajes del grupo.

El nivel de la amenaza es 'grave'

Las autoridades británicas anunciaron a finales de agosto que han elevado el grado de amenaza del terrorismo internacional de "importante" a "severa". Esto significa que los funcionarios creen que es muy probable que exista un ataque terrorista, pero los servicios de inteligencia no sugieren que esto sea algo inminente.

"El aumento del grado de amenaza está relacionado con los acontecimientos de Siria e Iraq donde los grupos terroristas están panificando ataques contra Occidente", dijo en su momento la secretaria del Ministerio de Asuntos Internos, Theresa May. No mencionó a ISIS en la declaración.

También existen preocupaciones en Gran Bretaña sobre la posibilidad de que regresen ciudadanos radicalizados que han viajado a Siria para combatir, resaltado por el aparente acento londinense del verdugo de los videos de las ejecuciones de Foley, Sotloff y Haines.

Los líderes musulmanes británicos han condenado repetidamente las acciones de ISIS.

"Estos extremistas de Iraq y Siria reclaman estar actuando en nombre del Islam. Pero no hay nada en nuestra fe que apruebe este comportamiento", dijo Shuja Shafi, secretario general del Muslim Council of Britain, después del asesinato de Haines.

Indonesia

Informe arroja riesgo de influencia

Los analistas dicen que el extremismo de alto nivel de ISIS ha ganado a un pequeño grupo de seguidores en Indonesia, la nación musulmana más grande del mundo.

El apoyo en Indonesia aumenta el riesgo de violencia en esa nación, potencialmente dirigida contra los extranjeros, de acuerdo con el Institute for Policy Analysis of Conflict, con sede en Yakarta.

"La capacidad total de los extremistas indonesios sigue siendo baja, pero su compromiso con ISIS puede resultar mortal", dijo Sidney Jones, director del instituto.

El peligro es que los combatientes indonesios de Siria e Iraq regresen a casa con "el entrenamiento, la experiencia en combate y potencial de liderazgo del que ahora carece la comunidad extremista de Indonesia", dijo el instituto en un informe sobre ISIS en ese país.

Pero el reporte indica que muchos musulmanes de Indonesia han rechazado fuertemente las acciones del grupo extremista.

"ISIS ha desencadenado una gran reacción violenta nunca antes vista en la comunidad musulmana de Indonesia, lo que sugiere que el apoyo permanecería limitado a una parte del entramado radical", dice.

El presidente pide un enfoque amplio

El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, pidió el jueves un enfoque exhaustivo para enfrentar la amenaza de ISIS, informó la agencia nacional de noticias Antara.

"Esto no es solo responsabilidad de las fuerzas armadas sino también de la policía, los diplomáticos y las personalidades religiosas y civiles", dijo Yudhoyono en un discurso en la Academia Militar de Estados Unidos de West Point. "Indonesia, por ejemplo, ha llevado a cabo programas de desradicalización al involucrar a personalidades religiosas para combatir el extremismo".

Pero el informe del Institute for Policy Analysis of Conflict advirtió que las autoridades indonesias todavía tienen mucho trabajo que hacer.

"Preocupa el hecho que los presos de las prisiones de alta seguridad continúen estando dentro de los más activos propagadores de las enseñanzas y puntos de vista de ISIS", decía el informe. "La gestión de las prisiones de Indonesia ha mejorado en los últimos años, pero aún falta mucho".

 Kathy Quiano, Frederik Pleitgen, Merieme Arif y Pamela Brown contribuyeron con este reporte.