(CNN Español) - Con un aporte de cinco millones de dólares, Venezuela se sumó a la causa de apoyo a los países africanos que están combatiendo el ébola.

El anuncio se dio a conocer durante la participación del presidente Nicolás Maduro en la Asamblea General de la ONU el miércoles.

El discurso de Maduro generó múltiples reacciones tanto en Venezuela como en Cuba desde donde el expresidente Fidel Castro felicitó al mandatario venezolano por lo que llamo un "valiente y brillante" pronunciamiento en la asamblea.

Maduro hizo un llamado a la refundación democrática de la Organización de Naciones Unidas.

En el acto estuvo presente María Gabriela Chávez, la hija del fallecido presidente Hugo Chávez, recientemente designada como embajadora alterna en el organismo.

El discurso de Maduro fue aplaudido por el oficialismo.

“Además de lo impactante de su discurso absolutamente nada complaciente como suelen ser la mayoría de los discursos de Naciones Unidas, sino un discurso lleno de verdades, lleno de emociones”, dijo Calixto Ortega, viceministro de Relaciones Exteriores para Europa.

Uno de los anuncios que mas reacciones genero fue la decisión de sumarse con un aporte económico a la lucha contra el ébola en África.

El anuncio de un aporte económico ocurre en momentos cuando según la Asociación de Clínicas y Hospitales de Venezuela, la escasez de medicinas y de insumos médicos se ubica en 60 %.

Para el oficialismo, se trata de un deber, pero para la oposición las prioridades del Gobierno deberían estar en Venezuela.

“En Venezuela necesitamos ese dinero para attender la crisis de salud, no quiere decir ello que no nos preocupe indiscutiblemente el ébola”, dijo Delsa Solorzano, dirigente Un Nuevo Tiempo.

El país enfrenta en estos momentos un brote de chikunguña, con casi 400 casos, y de dengue, con más de 45.000 según cifras oficiales, con lo que existe preocupación por las dificultades para lograr medicinas.

El desabastecimiento en clínicas privadas y hospitales públicos se origina en la falta de fluidez en las divisas que son controladas por el Gobierno, que ha anunciado la liquidación de 2.500 millones dólares para la importación de los insumos requeridos.