(CNN Español) - Ya es martes en Hong Kong y, desde primera hora, miles de personas protagonizan varias movilizaciones en distintas arterias de la ciudad, con gritos a favor de la democracia.

Ni las detenciones, ni el uso de gases lacrimógenos por parte de la policía este fin de semana lograron amedrentar a los manifestantes. Por el contrario, a las protestas se han unido más ciudadanos.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Al menos 56 personas han resultado heridas y 89 han sido arrestadas hasta ahora durante las protestas lideradas por los estudiantes, que tuvieron momentos de violencia el domingo.

Ante la posibilidad de nuevas represalias policiales, esta vez los manifestantes portan máscaras, lentes protectores y gabardinas de plástico.

Algunos acampan en una de las principales avenidas que llevan al principal distrito de negocios de Hong Kong.

Tras la represión del fin de semana, el gobierno adoptó este lunes una estrategia más conciliadora: retiró a la policía antidisturbios de las zonas de protesta.

Apenas hubo presencia en los puntos de la ciudad donde se extiende la ocupación estudiantil.

La demanda de los manifestantes es que se celebren elecciones democráticas en 2017.

El gobierno chino anunció a fines de agosto que no permitirá una elección abierta del próximo gobernante de Hong Kong.

Tanto los manifestantes como la policía han hecho un llamado a la calma.