(CNN Español) - El gobierno de Venezuela lamentó la muerte del joven diputado chavista Robert Serra y de su compañera anoche en su residencia al oeste de Caracas. Cientos de personas se congregaron frente a la Asamblea Nacional para rendir un homenaje a Serra, miembro del PSUV.

Mientras las autoridades investigan el hecho, el ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres, dijo que el asesinato obedeció a una "macabra encomienda" planificado con gran precisión, descartando que haya sido delincuencia común.

Según Rodríguez Torres, el asesinato se cometió con armas blancas. El ministro agregó que "dará en un corto plazo" con los autores materiales e intelectuales del crimen.

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, en compañía de miembros de la bancada oficialista, ofreció un mensaje para honrar la memoria de Serra.

Cabello reafirmó la teoría que han mantenido algunos miembros del gobierno, en referencia a que la muerte del diputado no fue producto del crimen organizado sino obedece a un asesinato premeditado. "Nadie, de verdad, nadie cree en casualidades. A Robert y a María los ejecutaron tal cual lo planificaron. Los asesinaron. Así actúa el fascismo", dijo Cabello.

Miembros de la oposición también condenaron el asesinato, y la Mesa de Unidad Democrática anunció la postergación de la manifestación convocada para el 4 de octubre en respeto al duelo del oficialismo.

Robert Serra, abogado de 27 años, era considerado uno de los líderes chavistas juveniles más carismáticos. Fue el diputado electo más joven en la historia del país. Junto a él murió su pareja, María Herrera.

Con información de Osmary Hernández