Epidemia del ébola: formas de ayudar

Por Pamela Dembo, CNN

(CNN) - África se está enfrentando al peor brote de Ébola de su historia y ahora ha llegado a Estados Unidos. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades confirmaron que se ha diagnosticado el primer caso de Ébola en los Estados Unidos. El paciente viajó desde Liberia a los Estados Unidos y se enfermó poco después de llegar. Actualmente está aislado y está siendo tratado en un hospital de Dallas.

Pero la preocupación todavía es grande en África, especialmente en Guinea, Liberia y Sierra Leona, que son los más afectados por el brote. La Organización Mundial de la Salud dice que más de 3.000 personas han muerto por el virus desde marzo. Y los CDC calculan que para finales de enero podría haber 1,4 millones de casos de Ébola.

Las organizaciones humanitarias están en la zona y necesitan ayuda desesperadamente para frenar el crecimiento de esta epidemia. En su mayoría están proporcionando servicios de atención sanitaria, programas educativos y entregando suministros médicos. Obama anunció que Estados Unidos intensificará su respuesta, pero la epidemia está creciendo y no se ve una luz al final del túnel. Aquí hay algunos grupos que están luchando contra esta enfermedad mortal e informan sobre cómo puedes ayudar.

AmeriCares ha estado enviando cargamentos a la región desde el inicio del brote. Ellos proporcionan antibióticos de vital importancia, suministros médicos y equipo de protección personal para proteger la salud de los trabajadores, incluyendo guantes y máscaras de protección.

Hay más de quinientos trabajadores de Samaritan's Purse trabajando en Liberia para reducir la propagación del virus de Ébola. La organización está proporcionando apoyo administrativo y logístico y continúa con su programa de concientización pública y educación.

Desde marzo, UNICEF y sus asociados han llegado a 5,5 millones de personas en el África Occidental. Han enviado cerca de 550 toneladas de suministros en las últimas semanas, incluyendo equipos de protección personal, elementos para la higiene y medicinas esenciales.

Miles de voluntarios de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja han sido entrenados y desplegados para ayudar en la respuesta. Ellos ayudan a enterrar los cadáveres, siguen la pista de la epidemia y ayudan emocionalmente a las comunidades afectadas por la enfermedad. Están planificando capacitar a más de 5.600 voluntarios para asegurarse de que se puedan abarcar más áreas geográficas.

El enfoque principal de Nothing But Nets es combatir la malaria, la principal causa de muerte entre los niños de África. Pero desde que surgió la epidemia de Ébola, la amenaza de malaria está en aumento. Están enviando trabajadores de la salud a las comunidades para proporcionar ayuda básica para prevenir la malaria, así como también servicios de diagnóstico y tratamiento.

La respuesta de Médicos sin Fronteras en África Occidental comenzó en marzo y ahora tienen actividades en cinco países: Guinea, Liberia, Nigeria, Senegal y Sierra Leona. Actualmente cuentan con 239 empleados extranjeros y 2.000 personas contratadas localmente. La organización opera seis centros de control de Ébola que proporcionan más de 500 camas hospitalarias de aislamiento. Desde el inicio de la epidemia, han tratado a más de 1.700 pacientes de Ébola y 520 han sobrevivido. Se han enviado más de 435 toneladas de suministros a los países afectados.

International Medical Corps brinda apoyo logístico al Ministerio de Salud para realizar actividades educativas en el área de la salud. Los equipos locales también proporcionan apoyo en el aislamiento de los pacientes con Ébola para prevenir la propagación del virus altamente contagioso y cooperar con la vigilancia.

Save the Children trabaja en Guinea, Sierra Leona y Liberia para ayudar a prevenir la propagación del virus, mediante la capacitación de trabajadores de la salud, enseñando a decenas de miles de personas de las comunidades sobre cómo limitar el riesgo para ellos y sus familias, distribuyendo equipos de protección personal y suministrando mucho equipo médico.

Hemos llegado a 48.485 niños en Guinea en respuesta a la epidemia de Ébola, creando conciencia sobre cómo prevenir esta enfermedad.

El equipo de World Vision en Sierra Leona está organizando campañas de concientización y prevención para proteger a los niños de la enfermedad, por medio de la radio, eventos públicos y talleres interreligiosos. World Vision también está distribuyendo grandes cantidades de suministros de tratamiento médico, incluyendo 4 millones de pares de guantes en Sierra Leona, para ayudar a los trabajadores de la salud.

Catholic Relief Services ha dado respuesta a la epidemia desde principios de este año, y tienen personal en todos los países afectados. Ellos están proporcionando suministros médicos y capacitación para los trabajadores del cuidado de la salud y los voluntarios. También están trabajando con los líderes locales para crear conciencia sobre el Ébola.

El Fondo de Repuesta al Ébola de la Fundación de las Naciones Unidas proporciona asistencia técnica a los gobiernos de los países afectados por el Ébola, a través del personal de campo y expertos en control y prevención de infecciones. También ayudan a distribuir suministros muy necesarios, como equipos de protección personal y cloro.

El personal de International Rescue Committee y trabajadores de salud comunitaria en Liberia y Sierra Leona están trabajando para educar a las personas sobre cómo detener la propagación del virus. También están reforzando los sistemas de salud locales con personal médico, equipos de protección personal y apoyo logístico.

Operation Blessing International responde al brote al enviar trabajadores estadounidenses, generadores de cloro y contenedores llenos de material sanitario y trajes protectores.

El World Food Programme ha proporcionado comida y asistencia a más de 43.000 personas afectadas por la crisis. Arroz, lentejas, aceite de cocina y raciones están siendo distribuidas, y organizaciones aliadas cocinan para los pacientes. Además, las poblaciones en cuarentena reciben comida gracias a este programa.

ChildFund International ayudó a abrir el primer Centro de Cuidado Provisional que proporciona un lugar seguro para niños durante el periodo de cuarentena de 21 días después de su último contacto con alguien infectado. El centro cuenta con una enfermera, trabajadores sociales y de salud mental, y ocho sobrevivientes del ébola que trabajan como cuidadores y ayudan a los niños que han perdido a familiares por la enfermedad. ChildFund trabaja con autoridades de salud para crear más centros mientras sigue la emergencia.