(CNN Español) - Una familia ecuatoriana llora la muerte de una joven fallecida el fin de semana después de resultar gravemente herida por un vehículo que la embistió cuando ella esperaba el tranvía en Jerusalén.

Las autoridades israelíes calificaron de ataque terrorista de un miembro de Hamás. En el mismo accidente murió una bebé de tres meses.

José Levy de CNN en Español habló con la madre de Karen Jemima Mosquera Barrera, de 22 años, quien realizaba estudios para convertirse al judaísmo.

El dolor maternal de Rosa Barrera es compartido con toda la nación ecuatoriana.

La madre pudo llegar a Jerusalén antes de la muerte, cuando la joven estaba en estado de coma. Poco después de la llegada de Barrera, Karen Mosquera murió.

"Si ella vivía, creo que todo el mundo iba a vivir para sufrir y verla así", dijo la madre al referirse al estado físico de su hija. Según Barrera, quedó desfigurada.

Barrera contó que su hija quería conocer Israel y Jerusalén por la educación que recibió de su madre. Describió a la capital israelí como la "ciudad más linda del mundo".

"(Dios) la quería para Él. Me la prestó por un tiempo. Yo no puedo discutir con el Santo Bendito".

Barrera envió un salido de agradecimiento al pueblo ecuatoriano por sus oraciones. "Mi país está que la llora. Hay muchas llamadas internacionales de distintos países".

"La gente dejó de descansar por ir a acompañarme en mi dolor".

Para la madre, la paz es posible "si nosotros nos sabemos comprender. Si estamos nosotros peleando, ¿la lucha a qué lleva? Sangre inocente".