(CNN Español) - Con solemnes ceremonias, los alemanes conmemoran la caída del Muro de Berlín hace 25 años. Los principales actos son encabezados por la canciller Angela Merkel.

La jornada culminará con un gran concierto ante la Puerta de Brandeburgo para celebrar la reunificación de las dos Alemanias.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

25 años de un hito

Saltando de edificios, atravesando alambres, volando aviones improvisados y cavando túneles secretos eran las medidas desesperadas utilizadas por los alemanes para huir de Berlín Oriental cuando erigieron el muro.

Pero el 9 de noviembre de 1989, decenas de miles de alemanes lo derribaron con sus propias manos, palas y picas.

El gobierno de Alemania del Este ayudó con grúas, mientras sus ciudadanos se dirigían hacia el occidente de la ciudad y caía su oligarquía unipartidista.

Luego, una Alemania libre y unida emergió de la amarga Guerra Fría que separó Berlín desde que la primera barrera de concreto fue construida en 1961.

Berlín hoy

Desde la caída del Muro, la ciudad se ha transformado de forma sustancial, en tanto el dinero y las personas empezaron a llegar a la antigua Berlín Oriental.

Berlín ahora brilla como la joya de la corona de Europa central. Está lejos de la ciudad y el país bombardeados durante la Segunda Guerra Mundial. Alemania hoy es la cuarta economía más grande del mundo y el mercado principal de la Unión Europea.

El domingo, miles de berlineses, dignatarios y visitantes de todo el mundo se reunieron en la Puerta de Brandeburgo para rememorar el momento que muchos pensaron que nunca llegaría.

La canciller alemana Angela Merkel dijo que la caída del Muro envía "un mensaje de esperanza y de que los sueños pueden hacerse realidad, nada tiene que quedarse como está, incluso si es difícil".

La gente además visita en esta fecha la East Side Gallery, la mayor parte del Muro aún en pie: 2.2 kilómetros.

La mayor parte del Muro fue desmantelada tras ese 9 de noviembre y varios pedazos fueron enviados a otros países. Hay partes del Muro en la sede de la ONU en Nueva York, así como en embajadas estadounidenses y bibliotecas presidenciales.

Con información de Andreas Preuss