Por Greg Botelho, CNN

(CNN) — Dos ciudadanos franceses aparecen en un video de ISIS en los que se ha mostrado decapitaciones, informó el presidente francés, François Hollande, este miércoles.

“Hay dos personas francesas que han sido identificadas”, dijo Hollande, “uno categóricamente y otro en proceso de ser identificado”, explicó.

Hollande no mencionó los nombres de ninguno, pero el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, dijo este lunes que basados en análisis de inteligencia existe “una fuerte presunción” de que un ciudadano francés llamado Maxime Hauchard participó en estos “despreciables crímenes”.

El video en el que aparecen, que fue dado a conocer el fin de semana, muestra a detalle las decapitaciones de hombres que los militantes de ISIS identifican como pilotos del gobierno de Siria y muestra la decapitación de otra víctima que no es reconocible a primera vista pero que el gobierno de Estados Unidos afirma es el trabajador humanitario Peter Kassig.

Los comentarios de Hollande de este miércoles en Australia, donde habló junto con el primer ministro Tony Abbott, ocurren luego de que el fiscal público François Molins dijo que las autoridades estuvieron investigando sobre la posibilidad de que otro hombre francés estuviera involucrado.

El presidente afirmó que la justicia de su país trabajará para establecer “exactamente qué rol” jugaron los dos franceses. “Tenemos que estar más conscientes, en términos de la información que debe ser entregada, en términos del riesgo de conllevan los sitios de internet y cómo estos jóvenes pueden ser adoctrinados", dijo Hollande.

Las filas de ISIS —el grupo extremista autodenominado Estado Islámico que tomó vastas franjas de Siria e Iraq— han aumentado por los voluntarios que vienen de fuera de la región, incluidos los de occidente.

Estimaciones de inteligencia indican que más de 100 de los combatientes extranjeros en Iraq y Siria han venido de los Estados Unidos. Cientos más llegaron de Europa, entre ellos más de 900 ciudadanos franceses. Esta afluencia ha estimulado la preocupación de que algunos de estos combatientes podrían traer la pelea de regreso a casa, tal vez con ataques dentro de las naciones occidentales.

Tales preocupaciones también han aumentado por las tácticas brutales del grupo contra el enemigo y civiles por igual, como violar, esclavizar y vender mujeres. La semana pasada, un panel de las Naciones Unidas declaró lo que muchos consideran obvio: ISIS ha cometido crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Siria.