By Laura Smith-Spark and Arwa Damon, CNN

(CNN) - El papa Francisco pidió este viernes la tolerancia y el diálogo religioso para enfrentar el extremismo en Medio oriente durante su primer día en Turquía en una visita papal poco común al país predominantemente musulmán.

Junto con el presidente turco Recep Tayyp Erdogan, el papa invitó a gente de todos los credos a mostrar respeto como la vida humana, la dignidad y la libertad religiosa.

"El fanatismo y el fundamentalismo, así como los miedos irracionales que propician la discriminación, deben ser enfrentados con la solidaridad de todos los creyentes, dijo".

La violencia terrorista no muestra señal de disminuir en Iraq y Siria, en medio de una grave persecución contra cristianos y la minoría yazidí en particular, dijo Francisco.

"Cientos de miles de personas han sido forzadas a abandonar sus casas y países para poder sobrevivir y permanecer fieles a sus creencias religiosas", dijo.

Entretanto, Erdogan habló sobre lo que según él es una perturbadora tendencia de creciente racismo e islamofobia en Occidente, al mismo tiempo que el extremismo islámico destruye partes de Medio Oriente.

La visita

Durante su viaje, el primero a Turquía como pontífice, Francisco se reunió con el jefe de la Iglesia Ortodoxa y expresó su apoyo hacia los cristianos de la región y los numerosos refugiados que han huido de los combates en Iraq y Siria.

La primera parada del papa fue en el mausoleo de Ataturk, la tumba de Mustafa Kemal Ataturk, el fundador de la república turca y su primer presidente, donde colocó una corona de flores.

Luego se trasladó en caravana al nuevo y lujoso palacio del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara, donde ambos mantuvieron conversaciones privadas.

También se reunirá con el primer ministro Ahmet Davutoglu y el jefe de la dirección de asuntos religiosos del país, Mehmet Gormez.

La visita de tres días de Francisco, la cual podría ser una de las más desafiantes de su papado, tiene el objetivo de fortalecer vínculos, no solo entre iglesias hermanas, sino también entre divisiones religiosas.

Antes de aterrizar en Ankara, elpapa rindió homenaje a los esfuerzos turcos por aceptar a "tantos refugiados" de Siria e Irak, dijo John Allen, el analista senior del Vaticano para CNN, quien viajaba junto a él.

Relaciones positivas  

El papa pasará el sábado y el domingo en Estambul por invitación del patriarca Bartolomé I, líder espiritual de unos 300 millones de cristianos ortodoxos.

Bartolomé le ha pedido al papa que participe en las celebraciones del día de San Andrés, el fundador de la Iglesia Oriental y el hermano mayor de San Pedro.

La invitación fue extendida por primera vez al momento de la inauguración papal de Francisco en marzo de 2013, según Radio Vaticano.

Se dice que las palabras de Bartolomé fueron "Estamos ansiosos a la espera de la visita de nuestro hermano, el papa Francisco". "Será otro paso importante en nuestra relación positiva como iglesias hermanas".

Antes de reunirse en privado con Bartolomé el domingo, Francisco oficiará una misa en la iglesia católica romana del Espíritu Santo de Estambul. También asistirá a la liturgia divina en la catedral patriarcal el domingo.

Obligados a huir  

Durante los últimos 10 años, primero al Qaeda y luego ISIS han obligado a la mayoría de cristianos a huir de Irak y Siria.

Solo una parte de la cantidad original permanece en áreas que se encuentran bajo el control de ISIS, decidiendo poner su fe en Dios o pagarle a los terroristas un impuesto de protección. Cada vez más personas, especialmente de Siria, han terminado en Turquía.

La nación ya está tambaleándose por la afluencia de más o menos 1,5 millones de refugiados sirios, la mayor parte musulmanes, y es políticamente inestable, ya que tiene un gobierno controvertido y conservador que sus oponentes temen que desafiará la identidad secular del imperio post-otomano.

Turquía también enfrenta una atmósfera de creciente inseguridad, ya que ISIS se encuentra en su frontera y el líder del grupo extremista, Abu Bakr al-Baghdadi, ha anunciado su intención de conquistar Roma y el mundo.

Kenan Gurdal, director delegado de la fundación Virgin Mary Ancient Assyrian Church en Estambul, le dijo a CNN que la visita del papa tiene un gran significado.

"En una época de caos en Oriente Medio, en una época donde hay lucha entre musulmanes y cristianos, es hermoso pensar que un papa visite un país musulmán", dijo.

"Es algo muy positivo, y con suerte, ésta puede ser una lección para el mundo y contribuir a la paz".

Francisco es el cuarto papa que viaja a Turquía, según Radio Vaticano, siguiendo los pasos de Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Arwa Damon de CNN infrormó desde Ankara, y Laura Smith-Spark escribió e informó en Londres.