Por Francho Barón, CNN Español

(CNN Español) – Brasil recibió la noticia de la muerte de Roberto Gómez Bolaños con dolor y un amplio despliegue informativo en los principales medios del país.

"Adiós al genio" o “Adiós al ídolo" son algunos de los titulares con los que Brasil amaneció el día después del fallecimiento de Chespirito.

Y es que el Chavo del Ocho, o Chaves, como se le conoce en Brasil, ha marcado a varias generaciones en el gigante suramericano desde la década de los 80, cuando empezó a emitirse ininterrumpidamente en las pantallas de los hogares brasileños con un éxito rotundo que dura hasta el día de hoy.

Des esta manera, la muerte de Gómez Bolaños representa una dolorosa perdida en Brasil, al nivel de cualquier figura relevante de la cultura o la televisión nacional. Y la explicación es muy sencilla: han sido treinta años en antena, prácticamente a diario, y con unos índices de audiencia muy elevados.

LEE: Chespirito, tan divertido y contemporáneo como siempre

"Para la mayoría de los brasileños forma parta de nuestra infancia y creo que quizás sea más importante incluso que muchos personajes de la cultura brasileña. El Chavo es parte de nuestra cultura”, se lamentó el abogado Pedro Barbosa en una avenida principal del barrio carioca de Ipanema.

A pocos metros, Severino da Silva viste una camiseta con la imagen de El Chapolín Colorado. Ha decidido ponérsela en homenaje a Gómez Bolaños. "Desde que comencé a seguirlo he sentido mucha alegría y ahora con su muerte sentimos mucha tristeza en todo el país”, afirma.

Durante 24 horas tras el anuncio de la muerte de Chespirito, las redes sociales en Brasil han mantenido la noticia como primera tendencia de los internautas y se han visto inundadas de mensajes de homenaje y despedida.

Tuits como "Formó parte de mi infancia. Que Dios te guarde, Roberto Bolaños”, "Gracias Roberto Bolaños, gracias Chaves” o "Gracias por ser el amigo que siempre me espera en el mismo lugar”, se sucedieron a lo largo de la jornada.

También figuras como los futbolistas Neymar y Ronaldinho expresaron su admiración por el legendario actor y escritor.

El conocido comediante brasileño Sérgio Mallandro declaró: "A mi generación le gustaba Chaves. En definitiva, hablar de él es hablar de una persona que nos enseñó mucho”.

Han pasado treinta años de convivencia con las familias brasileñas, pero los personajes de Chaves, Kiko, Dona Florinda, Seu Madruga, Chiquinha o la Bruxa do 71 seguirán estando presentes en el imaginario popular de Brasil por mucho tiempo.