Por Shelby Lin Erdman

(CNN) - Los diez primeros meses del 2014 han sido los más cálidos desde que se empezó a llevar un registro hace más de 130 años, de acuerdo a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

Esto podría ser difícil de creer para la gente que vive en lugares como Búfalo, Nueva York, quienes experimentaron un récord de nevadas anticipadas este año.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Pero la NOAA dice que, a pesar de estos fríos glaciares anticipados en algunas partes de Estados Unidos durante las últimas semanas, hasta ahora ha sido un año caluroso para la Tierra.

Dado que solo queda un mes en el calendario, el 2014 se está perfilando como el año más cálido que se ha registrado.

La temperatura promedio a nivel mundial entre enero y octubre ha sido de 0,68 grados Celsius (1,22 grados Fahrenheit), más alta que la temperatura promedio mundial del siglo XX, la cual fue de 14,1 ºC (57,4 ºF).

El análisis de la NOAA es una importante "medida de la salud" que indica una inquietante tendencia para el planeta, dice Derek Van Dam, meteorólogo de CNN.

"Cada vez se hace más difícil ser escéptico ante las causas del calentamiento de nuestro planeta", dice.

El octubre más caluroso

Este octubre ha sido el más caluroso que se ha registrado a nivel mundial, según muestran los datos de la NOAA. El mercurio aumentó más de un grado Fahrenheit sobre la media de 57,1 ºF del siglo XX.

Fue el cuarto octubre más cálido que se ha registrado para Estados Unidos, dijo la NOAA.

"La alta temperatura récord de octubre fue impulsada por el clima cálido en todo el mundo, tanto en la superficie de la tierra como en el océano, y estuvo uniformemente distribuida entre los hemisferios norte y sur", dijo la agencia.

Eso es importante, dice Van Dam.

"En particular, este calor récord no está limitado a alguna parte del mundo en particular. Esto quiere decir que nos afecta a todos", dice. "Hasta lo que va de este año, el calor nunca antes registrado se ha observado en al menos todos los continentes y las cuencas oceánicas más importantes de nuestro planeta. Esto es algo que no podemos pasar por alto".

Importante punto de referencia  

El análisis de la NOAA divide las temperaturas mundiales en dos categorías: tierra y océano, luego una media que incluye a ambas. Las altas temperaturas récord de octubre fueron registradas tanto a lo largo de la tierra como en el mar.

La temperatura de la superficie de la tierra se acercó a un importante punto de referencia científico. Estuvo a casi 2 grados Celsius más que la media de 9,3 ºC (48,7 ºF) de octubre del siglo XX.

Desde hace mucho tiempo, los científicos han pronosticado que un cambio en la temperatura promedio a nivel mundial de tan solo 2 o 3 grados más, podría representar un desastre para el planeta. Esto daría lugar a tormentas catastróficas, aumento del nivel del mar, peligrosas marejadas ciclónicas y derretimiento del hielo polar.

Según el acuerdo internacional no vinculante sobre el cambio climático, el Acuerdo de Copenhague que se llevó a cabo en 2009, cualquier aumento de la temperatura por encima de los 2 grados Celsius es "peligroso".

La NOAA dijo que las temperaturas de los océanos fueron también las más cálidas que se registraron en octubre, con un aumento de 1,12 ºF por encima del promedio del siglo XX, el cual fue de 60,6 grados.

Puntos calientes  

"El calor récord hasta donde va este año ha sido particularmente notable en gran parte del norte y oeste de Europa, en partes del lejano oriente de Rusia y grandes áreas del noreste y oeste del océano Pacífico ecuatorial", dijo la NOAA. "También es evidente que el calor récord se observó en al menos algunas áreas de cada uno de los continentes y en las cuencas oceánicas importantes de todo el mundo", añadió la agencia.

Cabe destacar que en octubre de 2014, varios países ya han experimentado un aumento de la temperatura media en más de 2 grados Celsius, comparado con el promedio del siglo XX, entre ellos Australia, Alemania, Francia, Suiza y Suecia.

También hubo un notable punto frío en el mapa.

Este año, la temperatura promedio en la sección central de Estados Unidos, la cual experimentó un invierno severo, ha sido inferior a la media del siglo XX.