(CNN) - La Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por el Partido Republicano, aprobó un proyecto de ley que revocaría el decreto del presidente Barack Obama sobre inmigración.

La votación se resolvió con 219 votos a favor y 197 en contra, siguiendo fielmente las líneas partidistas.

La medida no irá a ningún sitio en el Senado, controlado por los demócratas, y la Casa Blanca ha amenazado con vetarla.

Pero los líderes republicanos esperan que esta votación permita a los que se oponen a la medida del presidente ventilar su ira y evite un enfrentamiento que podría derivar en un cierre del gobierno.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano de Ohio John Boehner, instó al Senado a aprobar el proyecto de ley y dijo en Twitter que si no lo hace sería una "arrogancia monumental".

Por su parte, el presidente Obama también acudió a Twitter para responder a la medida republicana y dijo que la cámara votó para "empeorar nuestro sistema roto de inmigración, no para mejorar. Es hora de soluciones amplias. #Nomásjuegos"