(CNN) - Un helicóptero de la policía de Brasil que volaba sobre Pomerode se llevó una sorpresa este martes el detectar una gran esvástica en el suelo de una piscina.

Las autoridades locales dijeron que no presentarán cargos, puesto que la esvástica está en una propiedad privada y el dueño no está promoviendo el nazismo en público.

La piscina, dijeron, ha tenido la esvástica por 13 años.

El equipo policial que volaba en el helicóptero ayudaba en una investigación de un secuestro cuando capturó la imagen.

La esvástica, usualmente asociada al nazismo, es en realidad un símbolo ancestral presente en el hinduismo y el budismo.

Pomerode es un poblado fundado por alemanes de Pomerania, región al norte de Polonia y Alemania.