Por Wilfred Chan, CNN

(CNN) - Según las historias que son tendencia en las redes sociales, si eres blanco, es posible robar en tiendas, conducir borracho, incluso empujar a un policía y no sufrir ninguna consecuencia.

En Estados Unidos, #CrimingWhileWhite (cometer delitos cuando eres blanco) se convirtió en el tema de mayor tendencia en Twitter; un tema que fue tendencia en todo el mundo mientras que las protestas continuaban el jueves por la mañana por la decisión del gran jurado de Nueva York de no acusar a un policía blanco por la muerte por estrangulamiento de Eric Garner, un hombre negro sospechoso de vender cigarrillos en la acera.

En las redes sociales, usuarios blancos confesaron crímenes que han cometido sin ser castigados, lo que demostraría un doble estándar racial por parte de la policía estadounidense.

"Yo robé en una tienda cuando tenía 14 años y me dejaron ir porque mis padres llegaron y nos 'veíamos como una buena familia'", escribió Joel Watson, un caricaturista.

– Joel Watson (@hijinksensue), 4 de diciembre de 2014

Allison Brown, una editora, tuiteó "Esta noche, tanto un manifestante negro como yo, ignoramos una barricada y caminamos por la calle. Cuatro policías se abalanzan sobre él; a mí me dijeron que entrara a la cárcel".

– Allison Brown (@henrystreetedit), 4 de diciembre de 2014

El artista Jeremy Scheuch confesó: "No estoy orgulloso de ello, pero cuando tenía 22 años empujé a un policía cuando estaba borracho en un bar. Me dijo que me fuera a casa y que 'durmiera la mona'".

– Jeremy Scheuch (@jeremyscheuch), 4 de diciembre de 2014

"Cuando veo a la policía, me siento seguro, atendido y protegido", comentó el escritor Kyran Pittman. "Eso no debería ser un privilegio, pero #CrimingWhileWhite muestra que sí lo es".

En Twitter, los usuarios de raza negra tuvieron reacciones encontradas.

"¿Será que las personas blancas están reconociendo abiertamente que ellas gozan de privilegios en las interacciones con la policía o estoy soñando?", preguntó la bloguera e investigadora Maya Reid.

– Maya Reid (@SuchAnAfroholic), 3 de diciembre de 2014

"Algunos de ustedes han señalado que #CrimingWhileWhite ayuda a otras personas blancas a darse cuenta de que la vigilancia policial no es justa. Mi corazón todavía se siente dolido", dijo el escritor Elon James White.

– Elon James White (@elonjames), 4 de diciembre de 2014

"Solo espero que las personas que contribuyen con #CrimingWhileWhite expresen estas disparidades cuando no estén en línea. Genial, ustedes están provocando una tendencia, pero necesitamos acción", tuiteó Franchesca Ramsey, una conservadora en el sitio web Upworthy.

– Franchesca Ramsey (@chescaleigh), 4 de diciembre de 2014

Trato desigual

Las anécdotas son respaldadas por la evidencia que sugiere que las disparidades raciales en la aplicación de la ley estadounidense son muy reales.

Los estudios demuestran que por un delito idéntico, es más probable que los adolescentes negros sean arrestados o encarcelados que los adolescentes blancos. Las personas negras tienen aproximadamente cuatro veces más probabilidades de ser arrestadas por posesión de marihuana, a pesar de que las encuestas muestran que menos negros que blancos usan marihuana, según la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

En Ferguson, donde las protestas han continuado por la muerte a tiros del adolescente negro Michael Brown que no estaba armado, los informes oficiales indican que los negros son detenidos, registrados y arrestados en tasas desproporcionadamente altas si se compara con la porción de la población que representan. Un estudio de la ACLU encontró un desequilibrio similar en Boston, donde dos tercios de la policía detiene a los residentes negros involucrados, a pesar de que los negros conforman solo una cuarta parte de la población de la ciudad.

Incluso después de haber sido condenado por un delito, el hecho de ser blanco todavía puede tener ventajas. Un estudio de la Universidad de Princeton investigó las contrataciones de cientos de empleadores estadounidenses y descubrió que se inclinaban igualmente por personas blancas con condenas por delitos graves, tanto como por personas negras sin ningún antecedente en absoluto.