Nueva York (CNN) - Dos oficiales de policía de Nueva York murieron por los disparos recibidos en su coche patrulla en Brooklyn. Al parecer, fueron emboscados, según dos fuentes policiales.

Ambos agentes fueron baleados en la cabeza y "asesinados sin advertencia, sin provocación", dijo el comisionado de policía de Nueva York, William Bratton en una conferencia de prensa. "Fueron, simplemente, asesinados", agregó Bratton, quien identificó a los policías muertos como Wenjin Liu y Rafael Ramos.

El presunto atacante, identificado como Ismaaiyl Brinsley, fue hallado muerto en una estación de metro cercana después de haberse suicidado de un disparo, según Bratton.

El tiroteo ocurrió cerca de las avenidas Myrtle y Tompkins, en la sección de Bedford-Stuyvesant de Brooklyn.