(CNN Español) - El 2015 comenzará en Venezuela con un nuevo sistema de control de cambio, más inversión social y recortes en el gasto público. Además, el país inicia el año con desafío significativo de reducir los índices de violencia e inseguridad.

Las medidas y los cambios en cargos públicos fueron anunciadas tras un informe del Banco Central de Venezuela sobre el índice de inflación con la que el país cierra el 2014: 64 %.

La caída en el precio del petróleo es uno de los factores que impactan la economía venezolana y, en opinión del presidente Nicolás Maduro, Estados Unidos tiene cierta relación en el asunto.

En rueda de prensa con medios internacionales el martes, el presidente venezolano reveló las cifras de inflación, denunció una guerra petrolera que ha llevado el barril del crudo a 46 dólares y aseguró que no aumentaría el precio de la gasolina.

Sin embargo, la medida más esperada, la referente al sistema cambiario que es controlado por el Estado, nunca llegó.

La inseguridad, preocupación primordial

Además de los problemas económicos y carencia de productos, algunos venezolanos hablan de inseguridad, asunto que también afecta a los miembros de la policía.

En Venezuela durante 2014 aumentó el número de funcionarios policiales que habrían fallecido a manos del crimen en Caracas.

Este año que finaliza se calculan 82 muertes por cada 100.000 habitantes, según cifras del Observatorio Venezolano de Violencia.