Por Allyssia Alleyne, para CNN

(CNN) - Atrás quedaron los días de las imágenes granuladas de los teléfonos con cámara, con la resolución de una mala imitación de Monet. Las cámaras de los teléfonos inteligentes de hoy en día son tan avanzadas que la fotografía móvil se está convirtiendo en una forma de arte por derecho propio.

Esto hace que las aplicaciones para compartir fotografías como Instagram se conviertan en galerías portátiles para los fotógrafos aficionados y profesionales como el fotógrafo de estilo callejero Tommy Ton y para el fotógrafo oficial en jefe de la Casa Blanca, Pete Souza.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

"Tienes el cuarto oscuro en tu bolsillo", dice Pierre Le Govic, fundador de Out of the Phone, la primera editorial del mundo, con sede en París, que se dedica a la fotografía móvil.

Este mes, Out of the Phone sigue la publicación con la que debutó, el libro de fotografías móviles del año pasado del fotógrafo Richard Koci Hernandez, (quien fue nominado en dos ocasiones al Premio Pulitzer), Out of the Phone: The Mobile Photo Book 2014, una selección variada de 100 imágenes de Instagram tomada por usuarios de 25 países.

Democratización de la fotografía  

Antes de fundar Out of the Phone en 2013, Le Govic dirigió una empresa de impresión de fotografías artísticas, la cual tenía como clientes a Daido Moriyama y William Eggleston. Él empezó a seguir la fotografía móvil en Instagram en 2011 y se quedó sorprendido e impresionado con la calidad de trabajo que los aficionados estaban creando.

"En la actualidad, hay muchos fotógrafos reconocidos que utilizan la plataforma, pero al inicio, había mucha gente que no sabía mucho sobre fotografía, y este era el tipo de gente que yo quería exhibir", dice. "Pero por otro lado, también era un poco confuso porque hay demasiadas imágenes".

El deseo de conservar lo que estaba viendo, junto a la ambición que tuvo durante mucho tiempo de crear libros, lo llevó a probar la industria editorial.

Love is in the air, por Julien Tatham (@reflectingstory). Cortesía de Out of the Phone

 

Mientras que Le Govic había preseleccionado una cantidad de fotógrafos establecidos para que aparecieran en la antología inaugural de este año (él espera que se convierta en una publicación anual), también dio a los usuarios de Instagram la oportunidad de participar para ser tomados en cuenta, utilizando la etiqueta #outofthephone para nominar sus mejores trabajos. Él se sorprendió cuando recibió más de 20.000 fotografías.

¿Qué buscaba en una buena fotografía? La habilidad técnica sin duda era considerada importante, pero Le Govic dice que también buscaba algo menos tangible.

"Al final, lo importante es la historia y la sensibilidad del fotógrafo... Es una mezcla entre una buena historia, una buena composición", dice. "Para mí, la fotografía es una especie de aire fresco, una forma de ver las cosas de manera diferente. Así que estoy buscando ese tipo de sentimiento cuando veo las fotografías".

Preservando "momentos de gracia"  

Ahora que el libro The Mobile Photo Book ha sido publicado, Le Govic espera poder promover su concepto y expandirse. Espera poder empezar a contratar en el Año Nuevo (hasta ahora, ha sido operado por un solo hombre), y también solicitar inversionistas y socios. Se tiene proyectado lanzar varios proyectos el próximo año, incluyendo libros del galardonado fotógrafo documental Benjamin Lowy y otros fotógrafos que él cree que están usando el medio al máximo.

Lee: Detrás de las escenas en el legendario Studio 54

"Algunas de las imágenes merecen ser impresas en papel porque es una especie de recuerdo", dice. "Si puedo ayudar a mantener los recuerdos de los momentos interesantes, quizás algunos momentos de gracia... Creo que es interesante fijarlos en papel y alertar a las personas para que no los olviden".

Out of the Phone: The Mobile Photo Book 2014 está disponible para su compra en línea.