Un magnate del petróleo pierde 9.300 millones de dólares en 6 meses‏

Por Jillian Eugenios, CNNMoney

(CNNMoney) - Harold Hamm, el potentado del petróleo, tuvo un año difícil en el 2014.

El magnate vio desaparecer la mitad de su riqueza en tan solo seis meses, mientras la caída de los precios del petróleo aplastaba el valor de su empresa, Continental Resources, Inc ; su patrimonio neto bajó de 18.500 millones en junio del año pasado a 9.300 millones a principios de enero, según Wealth-X, una compañía de seguimiento de la riqueza.

El divorcio de Hamm y de su exesposa, Sue Ann Arnall, también le dio mucho de qué hablar al público, pues este ocupó los titulares después de que un juez le ordenara pagar casi 1.000 millones de dólares. El mes pasado, Hamm apeló el fallo, afirmando que no podía darse el lujo de pagar.

Arnall también apeló, afirmando que ella debería tener derecho a más.

En un sorprendente giro, Hamm terminó enviándole a su exesposa un cheque por el monto total de 975 millones de dólares. Aun después de cobrar el cheque, ella todavía prosigue con su apelación.

Esta es una copia del cheque que Harold Hamm le envió a su exesposa Sue Ann Arnall.

Pero la saga podría no haber terminado todavía. El multimillonario recientemente obtuvo un préstamo personal ofreciendo acciones de su compañía como garantía para el mismo.

Según la presentación de una instancia reguladora registrada esta semana ante la U.S. Securities and Exchange Commission (Comisión de Valores y Cambio de Estados Unidos), Hamm comprometió acciones de Continental con un valor de aproximadamente 2.400 millones de dólares.

Hamm es propietario de casi 253 millones de las acciones de la compañía, por lo que la cantidad que está aportando representa aproximadamente una cuarta parte de eso. Incluso si perdiera las acciones, él todavía conservaría una participación del 68% en la compañía.

No se conoce el monto del préstamo ni quién se lo otorgó. El abogado de Hamm se negó a comentar.

Históricamente, los campos de petróleo han sido buenos para Harold Hamm. ¿Cómo están los mercados en estos días? No muy bien.