Estar sentado te va a matar incluso si haces ejercicio

Por Jen Christensen

(CNN) — Una de tus actividades favoritas en realidad podría estar matándote.

Nuestro mundo moderno está construido para mantenernos sentados. Cuando manejamos, nos sentamos. Cuando trabajamos en una oficina, nos sentamos. Cuando vemos la televisión, bueno, ya entendiste.

Sin embargo, en un nuevo estudio que se encuentra en Annals of Internal Medicine se encontró que este tipo de comportamiento sedentario aumenta nuestras probabilidades de contraer una enfermedad o una condición que nos mate prematuramente, incluso si nos ejercitamos.

Los investigadores de Toronto, Canadá, llegaron a esta conclusión después de analizar 47 estudios sobre comportamiento sedentario.

Ajustaron sus datos para incorporar la cantidad de ejercicios que alguien hace y encontraron que sentarnos como normalmente lo hacemos en un día todavía supera el beneficio que obtenemos del ejercicio. Por supuesto, mientras más te ejercites, menor es el impacto del comportamiento sedentario.

En los estudios se mostró que el comportamiento sedentario puede llevar a la muerte por enfermedades cardiovasculares y cáncer así como causar condiciones crónicas como la diabetes Tipo 2.

La inactividad física fue identificada como el factor de riesgo número cuatro de muerte para las personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Sentarse prolongadamente, lo que significa sentarse entre ocho y 12 horas o más al día, aumenta el riesgo de desarrollar diabetes Tipo 2 en un 90%.

¿Entonces qué puedes hacer para reducir el tiempo que pasas comprometido en una actividad que no es buena para ti?

Los autores del estudio hicieron algunas sugerencias sencillas para ayudar a sentarte menos. Una es estar consciente de cuánto tiempo te sientas. De esa forma puedes tener como objetivo reducir esa cantidad un poco cada semana.

Si estás en el trabajo, podrías intentar con un escritorio que te permita estar de pie o hacer que tu objetivo sea pararte o caminar alrededor de un minuto o tres cada media hora.

Si ves la televisión en la noche, no adelantes los comerciales con tu DVR. En su lugar camina o al menos párate durante los comerciales del programa.