Por Thom Patterson, CNN

(CNN) - La búsqueda para completar el primer vuelo accionado con energía solar en todo el mundo se acercó se hizo un poco más real el martes.

Los pilotos suizos Bertrand Piccard y Andre Borschberg anunciaron que el avión Solar Impulse 2 partirá a los Emiratos Árabes Unidos en su aventura histórica a finales de febrero o principios de marzo, con un total de 12 paradas planificadas.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

La ruta incluye aterrizajes en Birmania, China; India; Phoenix, Arizona y en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York. A velocidades entre 50 y 100 kilómetros por hora (31-62 mph) Piccard y Borschberg tienen como objetivo darle vuelta al globo, volando alrededor de 25 días, durante casi cinco meses.

Una versión anterior del avión fue el primer avión impulsado por energía solar de "resistencia perpetua" en volar "día y noche sin una gota de combustible", según su sitio web, gracias a las células solares avanzadas que recargan las baterías de litio de peso ligero. Las baterías pueden almacenar la energía suficiente para permitir que el avión vuele largas distancias durante la noche. Los desarrolladores dicen que el Solar Impulse 2 utiliza lo que los ingenieros aprendieron de su predecesor y lo impulsan un paso más.

Compara la envergadura de la aeronave con un gigante Boeing 747-8: el Solar Impulse 2 es 3,66 metros más ancho, para hacer un total de 72 metros. Además, es muy ligero pues pesa tan solo 2½ toneladas, más liviano que un vehículo todoterreno grande.

Dado que tiene un solo asiento, los diseñadores reconocen que el Solar Impulse 2 no es comercialmente práctico. Pero ese no es el punto. En lugar de ello, los ingenieros tienen como objetivo demostrar que la aviación impulsada con energía solar es posible y promover la tecnología de energía limpia.

Pronto, la silueta única del avión podría ser visible a través de los horizontes del sur de Europa, África, Asia y América del Norte. Las ciudades de la ruta planificada incluyen las comunidades chinas de Chongqing y Nankín, así como Ahmedabad y Benarés, en India.

Los pilotos ya han establecido algunos registros de aviación solares. En 2010, cuando Borschberg estaba en la cabina, un avión Solar Impulse anterior se convirtió en el primer avión tripulado en volar durante 24 horas impulsado solamente con baterías solares. El equipo le dio seguimiento en el 2012, cuando el avión voló de España a Marruecos, convirtiéndolo en el primer avión tripulado impulsado por energía solar en volar a otro continente.

Y en 2013, Piccard y Borschberg volaron una versión anterior del Solar Impulse en una misión a lo largo de Estados Unidos.

Piccard es un aventurero de buena fe –con récords mundiales que lo prueban. Décadas después de ser el pionero del avión ultraligero en la década de 1970, Piccard y su colega Brian Jones fueron los primeros en dar la vuelta al mundo, sin escalas, en un globo en 1999. Su cesta se exhibe en el Smithsonian.

Romper barreras es una tradición familiar de los Piccard. Su abuelo exploró la estratósfera en una cámara a presión transportada por un globo. A 16 kilómetros de altura, él fue el primer ser humano en ver la curvatura del planeta con sus propios ojos.

El padre de Piccard sondeó el Pacífico, llevando a un submarino especial a una profundidad récord de más de 11 kilómetros.

Borschberg ingresó al proyecto con una experiencia de más de dos décadas como piloto de combate de la Fuerza Aérea Suiza.