Por Ed Payne

(CNN) — Un palestino apuñaló a nueve pasajeros de un autobús en la ciudad israelí de Tel Aviv este miércoles, en lo que la policía dijo que era un ataque terrorista.

El hombre de 23 años de Tulkarem, ciudad de la Ribera Occidental, después recibió un disparo de la policía en la pierna al bajar del autobús. Está bajo arresto y es interrogado.

Cuatro de las víctimas resultaron gravemente heridas, informaron los servicios de emergencia. Cinco personas tuvieron desde heridas ligeras a moderadas. Otros pasajeros fueron tratados por la conmoción que les generó el ataque.

El vocero de Hamas, Izzat al-Risheq, elogió el ataque. "El incidente del heroico apuñalamiento contra los sionistas en Tel Aviv es un acto audaz y heroico", dijo. "Se presenta como una respuesta natural a los crímenes de ocupación terroristas contra nuestro pueblo".

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu contraatacó, dijo que la culpa es de Hamas y la Autoridad Palestina que en conjunto forman un gobierno de unidad.

"El ataque terrorista en Tel Aviv es el resultado directo de la incitación venenosa que se difunde por la Autoridad Palestina contra los judíos y su estado. Este misma terrorismo está tratando de atacarnos en París, Bruselas y en todas partes".

Ha habido una serie de ataques contra los residentes israelíes en los últimos meses. He aquí un vistazo a algunos de ellos:

Un palestino arrojó ácido sobre una familia israelí cerca de un puesto de control de Jerusalén en diciembre.

Una niña palestina adolescente con un cuchillo apuñaló a un israelí en la Ribera Occidental.

Dos primos palestinos irrumpieron en una sinagoga de Jerusalén a mediados de noviembre con una pistola y cuchillos de carnicero, y mataron a cinco personas. Murieron a tiros por la policía.

Días después, las autoridades israelíes dijeron que frustraron un complot palestino para asesinar al canciller israelí Avigdor Lieberman.

Antes, agresores apuñalaron a un soldado israelí hasta la muerte en Tel Aviv y otros tres israelíes cerca de un asentamiento en la Ribera Occidental del Jordán, dijo el ejército israelí. Una de las víctimas de la ribera también murió.

A principios de noviembre, un palestino que conducía una camioneta chocó contra peatones en una parada de tren en el este de Jerusalén, matando a dos personas. Otras 12 personas resultaron heridas. El hombre murió en un tiroteo de la policía después de atacar a otras personas con una barra de metal, dijo la policía.

En octubre, un palestino estrelló su coche contra los pasajeros que esperaban en una parada de tren ligero de Jerusalén, matando a un bebé e hiriendo a varias otras personas, dijo la policía israelí. El conductor del vehículo fue baleado cuando trataba de huir y murió más tarde.

También en octubre, según un informe de noticias del Estado palestino, un israelí mató a una niña palestina de 5 años al atropellarla con un coche mientras caminaba a casa luego de asistir al kínder. El ataque parecer también haber herido a una segunda niña de 5 años.

Michael Schwartz y Kareem Khadder en Jeruslaén contribuyeron con este reporte.