(CNN Español) - Una caricatura publicada en la revista Semana de Colombia desató la indignación del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Un dibujo del escudo de ese país realizado por el caricaturista Vladimir Flórez, Vladdo, para criticar la situación política y económica de Venezuela fue calificado por Maduro como una “campaña mediática de manipulación, odio y mentiras contra Venezuela”.

Maduro mostró el sábado en cadena nacional el ejemplar de Semana de hace tres semanas, con la caricatura de Vladdo en la que el escudo aparece con los símbolos lánguidos: un caballo desnutrido, cornucopias vacías, armas menguadas y ramilletes secos.

“Aquí está el escudo de Venezuela en la campaña que desde Bogotá se desarrolla en todos los medios”, dijo Maduro.

“Repudio la campaña que hay en Colombia contra Venezuela, y contra Nicolás Maduro, presidente constitucional”, concluyó el mandatario.

vladdo-semana

Para Vladdo, Maduro solo busca distraer la atención sobre los problemas políticos y económicos de su país.

“Lo que dijo son una serie de cosas que no dejan de ser graciosas y que serían muy divertidas sino fuera porque el presidente, en vez de estar resolviendo los problemas, que tiene Venezuela se dedique 10 minutos a hablar de una caricatura y a protestar por una supuesta conspiración de los medios colombianos en contra de él y de Venezuela, lo cual es un producto de su ficción y de ese síndrome de persecución que sufre”, dijo el caricaturista.

Durante su alocución, Maduro se dirigió al presidente colombiano Juan Manuel Santos, asegurando que no permitiría que medios de comunicación en Venezuela hablaran mal de Colombia o de su gobierno.

El Gobierno de Colombia no ha realizado ningún comentario sobre la polémica.

El director de Semana, Alejandro Santos, negó a CNN que exista un complot desde ese medio contra Maduro ni Venezuela.

Vladdo: "Cuando un régimen le tiene miedo a un lápiz, es un régimen de papel"

Vladdo calificó las palabras de Maduro como una "cortina de humo" para desviar la atención de los problemas "que se le salieron de las manos".

En entrevista en Conclusiones, Vladdo dijo que su trabajo no está determinado por nadie. "Ni siquiera los directores de los medios para los que trabajo tienen injerencia en mis caricaturas".

"En Colombia no hay una élite que esté contra el pueblo venezolano", aseguró.

Según el caricaturista, en la prensa venezolana "el humor y la sátira no se pueden desarrollar, como lo puede decir Rayma", la caricaturista despedida de El Universal.

Para Alejandro Santos, director de Semana, "es necesario que el caricaturista se burle del poder", siendo las caricaturistas un "símbolo puro" de la democracia.

Por su parte, el senador oficialista Luis Fernando Velasco señaló que "Vladdo es un opinador, no el canciller", por lo que el gobierno no puede decirle qué hacer.