(CNN) - A primera vista parecen ser pinturas normales —hermosas y llenas de talento— pero normales a fin de cuentas.

Y luego, comprendes que estas imágenes fotográficas apenas son más grandes que la uña del pulgar.

Lorraine Loots, una artista que reside en Ciudad del Cabo, ha dedicado su vida a hacer "pinturas para hormigas"; se trata de miniaturas que miden más o menos entre 8 y 30 milímetros, lo que hace que sean más pequeñas que monedas o la punta de un lápiz.

Una hora al día

Todo comenzó en 2013, cuando Loots quería dedicarse a una carrera que fuera más allá del arte —"un trabajo real"— como gerente de producción en sesiones fotográficas.

"Sin embargo, no quería dejar de pintar, así que desarrollé este proyecto que estaba en el límite de ser un trastorno obsesivo-compulsivo en el que tenía que pasar una hora al día creando algo".

Con una mano firme y un ojo para los detalles, se dispuso a pintar artículos aleatorios que llamaban su atención todos los días.

Con el tiempo, el proyecto se apoderó de sus días y se convirtió en un compromiso a tiempo completo, lo que dio como resultado un libro llamado "365 Paintings for Ants" (365 Pinturas para hormigas).

Dedicado a Ciudad del Cabo

En 2014, para coincidir con el hecho de que Ciudad del Cabo fuera designada como la capital del diseño del mundo, lo hizo de nuevo, al crear 365 postales relacionadas con su ciudad de origen de alguna manera: hacía referencia al paisaje exótico o a una de sus aves autóctonas.

Cada de una de sus complicadas imágenes se convirtieron en sensaciones virales en Instagram y generaron muchas ventas en Etsy.

Este año, ella ha decidido limitar sus pinturas a solo 100, enfocándose en cuatro temas distintos: espacio, libros, animales y misceláneo.

Hasta ahora, ha creado imágenes meticulosas de caballos, perezosos, planetas y nebulosas, El Gran Gatsby y El Hobbit. Y Bill Murray, ¿por qué no?

Atención a los detalles

¿Qué define a este tipo de arte? "Una atención selectiva a los detalles", dice Loots.

"En ocasiones, mi estudio es tan caótico que necesito limpiar un pequeño espacio en medio de papeles apilados, pinturas, plantas y figuras solo para poder trabajar, pero debo pasar una hora borrando y reescribiendo una letra que por una fracción de un milímetro es demasiado baja/alta/grande/pequeña".

Su proceso creativo comienza con fuentes externas de inspiración: "Busco imágenes de referencia en enciclopedias o en Internet; normalmente trabajo en más o menos 10 referencias por pintura, ya que cada referencia contiene un detalle específico distinto que necesito".

"Luego, identifico el lugar con la mejor luz, encuentro algo pequeño para llenarlo con agua, preparo mis herramientas y elijo un nuevo podcast para escuchar".

Dibujo el círculo límite en medio de una de mis páginas que he cortado con anterioridad, esbozo las líneas exteriores con un lápiz acuarelable y luego lo relleno con pinceles y acuarelas hasta que siento que he capturado lo que sea que estoy pintando".

Escuchar a los seguidores

Debido a la naturaleza del proyecto, no hay espacio para el bloqueo creativo: "Además, siempre hay algo que tengo ganas de pintar. Si estoy realmente bloqueada, lo que rara vez sucede, recurro a mis seguidores y les pido sugerencias; el cambio de ritmo es muy bueno".

Pero tener una rutina de trabajo que debe ser cumplida todos los días no siempre es fácil: "He estado días enferma en los cuales solo podía salir de la cama durante la hora que me toma hacer la pintura, y ha requerido de toda mi fuerza de voluntad".

"Perdimos un miembro cercano de la familia el último día del proyecto de 2013, el día antes de comenzar el 2014. Eso fue increíblemente difícil. La vida simplemente continúa y a veces tienes que hacer grandes sacrificios si quieres seguir comprometido".

Existe un elemento de presión al tener que crear algo para alguien cada día. "Pero la increíble reacción y el sentimiento de estar un paso más cerca de lograr una meta mucho más grande es lo que hace que siga adelante.

"La recompensa es enorme".

Loots estará exhibiendo todas sus miniaturas de 2013 y 2014 en el Three Kings Studio en Nueva York desde el 8 julio hasta el 15 de julio.

Todas sus pinturas están disponibles en Etsy.