(CNN Español) - Durante los disturbios de este lunes en la noche en Baltimore hubo cerca de 200 arrestos, 144 vehículos incendiados, 15 incendios en edificios, según le confirmó a CNN Howard Libit de la oficina del alcalde Mayor de esa ciudad.

Toque de queda

Las calles de Baltimore parecían una zona de guerra la madrugada del martes tras una noche de disturbios e incendios, en medio de las protestas por la muerte de Freddie Gray.

Las protestas estallaron el mismo día del funeral de Gray. Los manifestantes atacaron a los policías con rocas, saquearon tiendas e incendiaron patrullas. Las autoridades creen que se trata de pandillas.

Por solicitud de la administración de la ciudad, el gobernador de Maryland, Larry Hogan, declaró estado de emergencia y activó la Guardia Nacional para controlar la creciente violencia, según un comunicado de la oficina del gobernador.

En rueda de prensa, la alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, anunció un toque de queda en toda la ciudad durante una semana, de 10 p.m. a 5 a.m. La medida empezará este martes.

La policía de Maryland ordenó el despliegue de más agentes para restaurar el orden público.

Quince oficiales de policía resultaron heridos durante los disturbios, seis de ellos de gravedad, según el comisionado de policía de esa ciudad.

El presidente Barack Obama habló con la alcaldesa de Baltimore y el gobernador de Maryland para evaluar la situación.

Freddie Gray murió una semana después de ser detenido por la policía de Baltimore.

La policía dice que cuando Gray vio a la patrulla el 12 de abril, empezó a correr. En cuestión de minutos, lo alcanzaron y lo arrestaron luego de encontrarle un cuchillo en su bolsillo.

En algún momento, sufrió una lesión grave en la médula espinal. Su familia dijo que su laringe fue aplastada y sufrió una lesión en el cuello antes de entrar en coma y perder la vida posteriormente.

Mientras la policía de Baltimore dice que cinco de los seis oficiales que intervinieron en el arresto han dado declaraciones a los investigadores, el departamento no ha dado a conocer los detalles respecto a qué dijeron los oficiales o cómo Gray podría haber sufrido esa lesión fatal.

Los manifestantes han hecho eco a las afirmaciones del abogado de la familia Gray, quien argumenta que la policía no tenía ninguna causa probable para perseguirlo, pero lo persiguió cuando "comenzó a correr por ser negro".

El caso de Gray está recibiendo mucha atención. Pero los organizadores de la protesta dicen que este caso representa un problema más generalizado.

Algunos manifestantes dicen que esta no es la única vez que han visto la brutalidad policial en las calles de su ciudad.