Gilberto Benítez Zárate, acusado de violar a su hijastra de 10 años de edad, fue detenido por la policía de Paraguay en Caazapá, a unos 300 kilómetros de Asunción. ( NORBERTO DUARTE/AFP/Getty Images)

(CNNEspanol) – Gilberto Benítez Zárate, acusado de violar a su hijastra de 10 años de edad, en un caso que conmocionó a Paraguay, fue detenido la madrugada de este sábado, informó la policía de ese país.

Benítez fue localizado en una precaria vivienda en el Departamento de Caazapá, a unos 300 kilómetros al sureste de Asunción. Intentó huir al percatarse del operativo policial.

Según los uniformados, hubo una persecución en la que el sospechoso terminó herido en el rostro, a consecuencia de una caída.

El presunto agresor sexual estaba prófugo desde el momento en que la menor acudió con su madre a un hospital en Asunción, donde le diagnosticaron un embarazo de 5 meses.

Una vez detenido, Gilberto Benitez negó haber violado a la menor. Ante la policía y los medios de prensa solicitó una prueba de ADN del bebé y dijo que no tiene idea de quién pudo haber abusado de la niña.

El detenido fue trasladado a Asunción.

El caso de la pequeña de 10 años con cinco meses de embarazo despertó indignación en la ciudadanía y abrió un debate respecto a si se debe interrumpir el embarazo, considerando que se trata de una niña víctima de violación.

Sin embargo, la legislación paraguaya sólo permite la interrupción de un embarazo si la vida de la madre está en riesgo.

El Ministro de Salud de Paraguay, Antonio Barrios, dijo que la niña está siendo atendida y el embarazo seguirá su curso porque no se presentan complicaciones.