Miembros de la red de Mujeres en la Construcción de la Paz se reúnen el 8 de mayo de 2015, en Monrovia. (Getty Images)

(CNN) — La larga pesadilla de Liberia con los casos activos de ébola ha terminado oficialmente.

Pero después de miles de muertos y cientos de niños huérfanos, los efectos de la enfermedad se sentirán por décadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este sábado que el brote de ébola en Liberia ha terminado oficialmente 14 meses después de que inició oficialmente.

La mortal enfermedad continúa en los vecinos Sierra Leona y Guinea, cada uno con 9 casos la semana pasada, por lo que Liberia todavía debe estar atento para asegurar que el virus no sea reintroducido.

La OMS dijo que podía hacer la declaración este sábado porque han pasado 42 días desde que la última persona de la que se sabía tenía la enfermedad en el país fue enterrada el 28 de marzo.

Los 42 días representan dos periodos máximos de incubación, sin casos nuevos hasta ese momento.

"La interrupción de la transmisión es un logro monumental para un país que reportó el mayor número de muertes en el mayor, más largo y más complejo brote desde que el ébola surgió en 1976”, dijo la OMS en un comunicado de prensa.

Más de 4.700 de las 10.500 personas que contrajeron la fiebre hemorrágica en Liberia murieron en ese país desde que se reportó el primer caso en marzo de 2014.