La imagen muestra los restos de un avión de transporte militar A400M de Airbus tras estrellarse cerca de Sevilla el 9 de mayo de 2015. (CRISTINA QUICLER / AFP / Getty Images).

(CNNEspanol) – Francia, Alemania y España exigieron una investigación profunda para determinar las causas del desplome del Airbús 400M, siniestrado el sábado cerca del aeropuerto de Sevilla.

Los ministros de defensa de los tres países se reunieron en la ciudad francesa de Lorient y, además de transmitir sus condolencias a las familias de los cuatro empleados de Airbús que fallecieron por el accidente, expresaron su apoyo unánime a la labor de la industria aeronáutica europea y a sus trabajadores.

Los funcionarios también hicieron votos por la recuperación de los dos empleados de Airbús que sobrevivieron a la caída del A-400M, que realizaba su primer vuelo de revisión antes de ser entregado a la Fuerza Aérea de Turquía.

Según Televisión Española (TVE), el Ministerio de Fomento informó que fueron encontradas las llamadas cajas negras del avión. Tanto el registrador de voz como el de datos, dijo la televisora pública, presentan "importantes daños provocados por el fuerte impacto y posterior incendio" y fueron puestos a disposición del juez instructor del caso.

Medios de prensa en Europa dan cuenta este domingo de la decisión de Malasia, Reino Unido, Turquía, Francia y Alemania de suspender el uso de sus aviones militares A-400M de los que ya disponen, como medida precautoria tras el siniestro en la capital andaluza.

Sin embargo, el ministro de defensa de Francia, Jean-Yves Le Drian, precisó que los Airbús A-400M de su país están en operaciones sólo para vuelos extremadamente prioritarios.